Marzo 2, 2017

Rionegro Águilas dejó la llave abierta, al perder 1-0 en casa del Racing Club

Publicidad

AFP

Brian Mansilla fue el artífice de la anotación en el juego de ida de la primera fase de la Copa Suramericana 2017. El partido que define la serie se cumplirá en tres meses, el primer de junio.

El equipo colombiano dejó la serie abierta, tras el primer partido de la llave de Copa Suramericana. El juego de vuelta se disputará el próximo primero de junio.

Para su desembarco en Avellaneda, el equipo de las Águilas Doradas empleó un dispositivo defensivo, con la misión de cortar los circuitos creativos de Racing, y en la medida de lo posible, aprovechar espacios para las llegadas de Daniel Hernández y Luis Páez.

De su parte, Racing asumió un protagonismo ligero, sin poder desequilibrar, y por largos pasajes, pareció extrañar la habilidad y la profundidad que le podía dar su principal figura, Lisandro 'Licha' López, ausente por lesión.

De todos modos, Racing estuvo cerca de abrir la cuenta en la primera parte, en la medida que pudo encontrar espacios, como un contraataque veloz que el juvenil Martínez definió desviado desde el borde del área, y poco después, con un cabezazo alto de Acuña.

La situación más propicia para el local recién llegó después de la media hora, en una acción de balón detenido en la que Sergio Vittor quedó habilitado por detrás de todos, pero su remate esquinado encontró buena respuesta en una estirada salvadora del arquero Hernández.

No varió demasiado el desarrollo en la segunda parte, más allá de que Racing volvió a acercarse con un cabezazo de Marco Torsiglieri y un toque de Martínez que no complicó demasiado al portero visitante.

Ante la falta de gol, el entrenador Diego Cocca dispuso cambios que le dieron dividendos en pocos minutos, porque el juvenil Brian Mansilla, ingresado a los 54 minutos, apareció enseguida para recibir una asistencia de Bou y, al fin, derrotar a Hernández con un zurdazo cruzado, bien esquinado.

Todavía el local tuvo un par de ocasiones más para aumentar, pero lentamente comenzó a mostrarse conforme y se dispuso a mantener la diferencia mínima sobre un adversario que se acordó muy tarde de atacar y que casi no generó situaciones de riesgo para la valla defendida por Orión, más allá de un rebote que le quedó a Viáfara y que el volante remató muy alto.

Así, Racing empezó su camino en la Copa Suramericana con un triunfo exiguo, que deberá refrendar dentro de tres meses, cuando se dispute una revancha que, ahora, asoma demasiado lejana.

Racing: Agustín Orión - Iván Pillud, Sergio Vittor, Marco Torsiglieri y Emanuel Insua - Gastón Díaz (Brian Mansilla, 54’), Diego González (Marcelo Meli, 80’), Luciano Aued y Marcos Acuña - Gustavo Bou y Lautaro Martínez (Brian Fernández, 54’). DT: Diego Cocca.

Águilas: Ernesto Hernández - Daniel Muñoz, Edwin Peraza, Hanyer Mosquera y Fabio Rodríguez - Fabián Viafara, John Restrepo (Juan Ortiz, 39’), Juan Giraldo y Luis Hurtado (Luis Mosquera, 87’) - Daniel Hernández (Juan Suescún, 76’) y Luis Páez. DT: Néstor Otero.

Gol:

Racing: Mansilla (60’)

Amonestados:

Racing: Díaz (32’), González (39’) y Meli (82’)

Águilas: Restrepo (32’), Ortiz (40’) y Hurtado (84’)

Árbitro: Oscar Rojas. Asistentes: Nicolás Taran y Gabriel Popovits (terna de Uruguay).