Blog:

Enero 27, 2016

El largo plazo con Peluffo y Chamo Serna

Sobre el papel parece que las primeras actuaciones de Norberto Peluffo en la Gerencia Deportiva de Millonarios corresponden a ejecuciones claras: nómina completa para la pretemporada, cubrimiento en todas las posiciones, relevo generacional necesario y saber rodearse bien.

La mínima sensatez que Gustavo Serpa y Enrique Camacho debieron demostrar fue en Enero de 2015 cuando se hizo el primer intento de traer a Peluffo, perdiendo nueve (9) meses en la planeación; pero eso ya es historia y al hombre lo tenemos al frente del asunto más importante del equipo: el tema técnico, el fútbol.

Lo de rodearse bien es algo que no entienden algunos pero que es necesario para llevar los objetivos al cumplimiento.  Se trajo  a Jorge "El Chamo" Serna, bogotano y con experiencia en equipos de la Liga de Bogotá en categorías inferiores.  Es decir, un tipo que conoce al jugador bogotano al cual se le atribuyen defectos incorregibles respecto de los jugadores del pacífico, costa atlántica y de cualquier parte de Colombia.  Pero también conoce a los foráneos y algo de ojo debe tener para haber sido nombrado seleccionador nacional Sub-15, edad clave para la formación y en donde se define claramente quien puede y quien no puede llegar a ser jugador profesional.

Me parece que las participaciones en los últimos años de Millonarios en los torneos juveniles y de categorías más pequeñas (digamos desde los 10 años) en Liga de Bogotá y torneos nacionales sin ser pobres, dejan siempre un sabor de que algo se viene haciendo mal.  Alguna participación notable especialmente cuando estaba el gran Nilton Bernal al frente de la Sub-20 de Millonarios hace unos pocos años pero no muchas más.

Por cuenta de la participación de mi hijo con un equipo de la Liga de Bogotá, tengo la posibilidad de ver a los equipos de Millonarios en categorías inferiores. He visto jugadores categoría 2004 (11-12 años) hasta los 1998 (18 años) y en cada equipo encuentro por lo menos uno (1) con condiciones para llegar al profesionalismo.  No es que no haya quien llegue al plantel profesional, es que algo ha fallado para que no lleguen más. Y tampoco puede ser que el resultado de gestionar inferiores sea producir jugadores como Oswaldo Henríquez o Luis Mosquera. NO!

Claro, una cosa es crecer en las inferiores de equipos como La Equidad o Fortaleza y otra en Millonarios.  Desde pequeños, la presión y atención es toda, me explico:  así sean niños de 12 años, el hecho de llevar los gloriosos colores azul y blanco llama la atención de cualquiera, sea para aplaudirlos, chiflarlos o simplemente verlos jugar.  En esas categorías también hay hinchas en contra que los joden, los miran feo y que disfrutan cuando no obtienen un triunfo.

El Chamo Serna llega tiene el reto de trabajar para producir jugadores de inferiores que lleguen al equipo profesional, que le generen resultados deportivos al equipo, con mente fuerte y ganadora y que luego se puedan vender por un buen precio al mercado que más pague.  Será con jugadores bogotanos, con jugadores de otras ciudades pero finalmente excelentes jugadores que hagan voltear los ojos hacia la cantera azul.

Hay que dejarlos trabajar a Serna y Peluffo, eso no es de la noche a la mañana, no será fácil.  Ojalá Serpa y Camacho entiendan que es un asunto de largo plazo como cualquier empresa que traza planes ambiciosos, así, como las empresas de los miembros de esta junta.

--------------------------------------------------------------------------

Pd:  empieza la construcción de la sede deportiva del equipo en terrenos de Guaymaral.  Solo deseo que no interfiera con los planes del alcalde Enrique Peñalosa por esos lados y que el nombre escogido corresponda a uno de los grandes ídolos históricos de Millonarios.  Que no vaya y sea que le pongan Sede Deportiva "Gustavo Serpa"; que haya altruismo en ese caso de parte del máximo accionista.