Blog:

Noviembre 2, 2016

¡Vamos por la otra mitad de la gloria!

Campeones de América, semifinalistas en la Copa Suramericana, finalistas de la Copa Colombia y punteros de la Liga Águila. ¿Hay algo más hermoso que vivir esto? Es increíble hasta donde ha llegado Atlético Nacional, ha ilusionado y ha alcanzado.

Un equipo que muestra Jerarquía y mística. No se esconde, no se encierra, no renuncia al ataque, tiene posesión de pelota, se asocia, tiene buena técnica, triangula en las salidas, se le ve regates, gambetas, cuenta con cambios de dirección, sus jugadores tienen cambio de ritmo, velocidad de reacción... El Verde no espera milagros, apuesta y da cátedra de buen fútbol. Juega bien con los mayores, juega bien con los pequeños, ¡Lo tiene todo!

Ahora, cerca de la otra mitad de la gloria, hago un alto en el camino y miro un poco hacia atrás, a la era del Profe Osorio en la que fuimos tricampeones y le quitamos el título a Millonarios de: “el más veces campeón”; recuerdo además el sueño de ser campeones internacionales, sueño que se escapó en la Suramericana del 2014 contra River Plate, pero que no demoró demasiado en hacerse realidad, pues hoy por hoy, en 100 partidos y un éxito rotundo de esta corta era de Reinaldo Rueda, Atlético Nacional es el equipo más grande de América.

A Rueda sólo le bastó año y medio para conseguir 3 títulos, entre ellos, la preciada Copa Libertadores. El Profe nos tiene soñando y los números no mienten, de 100 partidos, ganó 58 y sólo perdió 15, consiguiendo así un promedio del 67% de efectividad. ¡Es demasiado para el corazón!

Claramente han llegado las críticas para su equipo, “todo se lo regalan”, “todo es comprado”, etc. Pero no señores. Tendría que ser uno demasiado ciego para no ver lo maduro que es este equipo jugando. El segundo tiempo contra Cerro Porteño, es un claro ejemplo de la grandeza que lo acompaña, pues, pese al arbitraje y las circunstancias, -como lo es la provocación a nuestro goleador Borja que le da la expulsión inmediata, y el penal cometido por el gran Mac10-, Atlético Nacional no se detiene a quejarse, mejor, pelea hasta la última gota para contrarrestar todo lo sucedido a causa de acciones y decisiones que dejan mucho qué pensar.

Finalmente con 10 en la cancha, tuvo mejor fútbol que el equipo paraguayo, peleó hasta el final y el empate dejó puro sabor a victoria. Definitivamente es el equipo con mejor presente, en ocasiones hace pensar que no tiene rival y da gusto verlo jugar.

Esperamos con anhelo la vuelta aquí en el Atanasio Girardot, donde no son sólo 11 jugadores y un cuerpo técnico; es toda una hinchada que vibra cuando sus ídolos saltan a la cancha, una hinchada que cree, que confía, que alienta; no desiste, no se detiene y no deja de soñar. Aquí hablamos de un equipo de Categoría gente, un equipo copero con cualidades que hace tiempo nadie veía, y nos ilusionamos porque tenemos con qué. De locales podemos ser invencibles, ¡VAMOS POR LA OTRA MITAD DE LA GLORIA!

 

ESCRITO POR:  ANA MARIA MARTÍNEZ HENAO    TWITTER: @AnitaMarHe 

 

 

 

 

Comentarios