Marzo 9, 2017

Lyon derrotó 4-2 a la Roma, en la ida de los octavos de final de la Europa League

Publicidad

AFP.

El conjunto francés venció este jueves como local al equipo romano por dos goles de diferencia y está cerca de clasificar a la siguiente ronda del segundo torneo de clubes más importante del viejo continente.

El defensa Mouctar Diakhaby adelantó a los franceses nada más comenzar el partido (8’), pero los italianos remontaron antes del descanso con goles del egipcio Mohamed Salah (20’) y del argentino Federico Fazio (33’).

Nada más iniciarse la segunda parte, Corentin Talisso empató de nuevo el partido para los locales (47’), que consumaron su particular 'remontada' en el último cuarto de hora, con goles de Nabil Fekir (74’) y Alexandre Lacazette (90’+2’).

"(Es importante para la vuelta, todos los goles lo son", declaró Lacazette sobre su tanto. "Ellos nos han marcado dos y no para ellos no está mal. No nos lo tenemos que creer y, sobre todo, pensar que ya estamos clasificados", advirtió.

El encuentro disputado en el Parc OL fue muy atractivo y el resultado hace presagiar otro disputado encuentro la próxima semana en el Olímpico romano.

Comenzó dominando la Roma, pero el Lyon aprovechó su primera ocasión para adelantarse en el marcador. En una falta lateral lanzada por Mathieu Valbuena, peinó la pelota en el primer palo el brasileño Rafael da Silva y Diakhaby, solo en el área pequeña, empujó el balón a la red (8’).

- Brasileño Becker evita una goleada -

El propio defensor francés fue protagonista también en el empate romano, ya que se resbaló cuando iba a controlar la pelota, dejando solo a Salah, que batió en el mano a mano a Anthony Lopes (20’).

Con un poderoso remate de cabeza de Fazio, a centro de Danielle de Rossi, la Roma se colocó por delante en el marcador (33’), una ventaja de un gol con la que se fue al descanso.

Tras la pausa, el Lyon reaccionó y volteó a su vez el marcador.

Empató tras una gran doble pared entre Tolisso y Alexandre Lacazatte que finalizó el joven centrocampista con un disparo ajustado al palo desde la frontal del área (47’).

Los franceses siguieron presionando y tras disponer de varias ocasiones para ponerse por delante, lo consiguió Fekir en una magnífica jugada personal, deshaciéndose del marcaje de tres defensores para ajustar la pelota en el palo derecho del arco defendido por el brasileño Alisson Becker (74’).

Los locales no se conformaron con la victoria por la mínima y persistieron en busca del cuarto ante una Roma que buscó defender una derrota por la mínima que dejaba abierta la eliminatoria, pero a Lacazette, ya en el descuento, le llegó una pelota en la media luna y se sacó un derechazo que se coló por la escuadra para llevar la euforia a los aficionados lioneses (90’+2’).