Abril 5, 2013

Así llegó Eder Alvarez Balanta a River Plate: "Yo era 5, pero no había cupo"

Publicidad

"A Balanta lo observamos hace mucho en la Reserva y nos pareció que era
alguien de las mismas características que Bottinelli". Ramón Díaz habló
así sobre la gran sorpresa en la nómina de River Plate para enfrentar a
Racing en Avellaneda este domingo, el colombiano de 19 años que había
sido convocado con el primer equipo sólo una vez, hace un par de semanas
frente a San Lorenzo.

El bogotano, campeón de la Copa Libertadores Sub-20 en 2012, habló en
exclusiva con golcaracol.com sobre su carrera, que aunque no haya
comenzado profesionalmente, ya ha tenido tanto tribulaciones como
alegrías.

¿Cómo llegó usted a River?

Yo en el 2010 estaba jugando un torneo de selecciones en Colombia
representando a Bogotá y al mismo tiempo estaba jugando el Campeonato
Postobón Sub-19 con Academia y me vinieron a ver desde Argentina. Ahí
decidí venirme a probar a Argentina, a pesar de que mi papá no estaba
muy seguro de eso, y se me dio la oportunidad de quedar en River.

O sea que usted no tenía un equipo seguro en Argentina antes de llegar al país...

No, yo sabía que tenía la posibilidad de probarme en River -que además
era la que yo más quería- pero no era nada seguro ni definitivo y
gracias a Dios se me dio.

¿Y viajó solo a Argentina?

No, yo vine con cinco colombianos más que no tuvieron la posibilidad de quedar en ningún club y se devolvieron a Colombia.

¿Y se probó solamente en River o en algún otro lado?

Estuve también unos días en Argentinos Juniors.

Usted actualmente juega de defensa central, ¿siempre jugó en esa posición?

No, yo hasta los 12 años que estuve en La Equidad siempre fui delantero.
Después pasé a Academia donde estuve hasta el 2011. Allá me empezaron a
poner de volante de creación, posición en la cual jugué dos años.
Después empezamos a jugar sin ‘10', entonces me empezaron a ‘tirar' por
un costado y como yo soy zurdo jugaba de volante por izquierda.
Posteriormente, me empezaron a poner de ‘doble cinco' que fue la
posición que más me gustó, en la que más me acoplé y donde tuve mi mejor
rendimiento.

¿Y cuando llegó a probarse a River en qué posición dijo que jugaba?

Cuando yo llegué a River e hice la prueba dije que era ‘5', pero me
dijeron que se me iba a complicar porque en mi categoría ('93) ya habían
dos jugadores en esa posición.

¿Entonces qué hizo?

Pues a un técnico le dio por ponerme de central por derecha y yo estaba
perdido porque nunca había jugado ahí. Igualmente yo con tal de quedar
iba a jugar donde me pusieran. Ya jugando de defensa yo siempre
intentaba salir jugando y eso les gustó entonces ahí quedé.

¿Extraña jugar en las otras posiciones?

Sí, porque a mí me gusta mucho salir jugando e ir para adelante y ahora
me lo han quitado un poco porque no es habitual que un central haga
presencia en ataque, igual cuando veo la posibilidad, lo hago. Además,
creo que la posición de defensor está muy menospreciada porque se cree
que es solo el que hace el trabajo sucio.

¿El hecho de haber sido delantero en sus inicios no le ayuda a pensar
qué va a hacer un jugador de esa posición a la hora de enfrentarlo?

No, ya es muy difícil porque como he pasado también por muchas posiciones a uno se le olvida eso.

UN COLOMBIANO EN ARGENTINA

¿Cómo fue la adaptación al país en el comienzo?

Me costó mucho no sólo en lo futbolístico, sino también en la parte
social y cultural, porque a pesar de que se habla el mismo idioma aquí
la gente no es tan ‘dada' como en Colombia, no hay tanto respeto al
hablar y la gente no es muy amable cuando no lo conoce a uno. Igualmente
no todos son así.

¿Y en la parte futbolística específicamente cómo fue?

Las primeras dos semanas me fue muy bien, después me costó bastante
adaptarme al ritmo del fútbol argentino y me estresaba en los
entrenamientos porque yo soy muy exigente conmigo mismo. Cuando perdía
alguna pelota en las prácticas me sentía mal porque pensaba que todavía
me estaban midiendo. En la parte anímica al comienzo fue difícil, pero
con el tiempo se me dio la oportunidad de jugar y fueron mejorando las
cosas.

¿Hay diferencias entre el fútbol de inferiores en Colombia y en Argentina?

Sí, yo creo que en Argentina es más exigente porque todos los partidos
se viven como una final. Yo cuando jugaba la Liga de Bogotá en Colombia
terminábamos casi todos los partidos goleando hasta que llegaban las
instancias finales que ahí ya se ponía un poco más difícil. Aquí en
Argentina uno nunca puede decir que algún partido es fácil porque a
pesar de que se juega con equipos de la ‘B' todos los partidos son
durísimos.

¿Y qué resalta del fútbol colombiano frente al argentino?

El fútbol colombiano es más estético. Acá hay mucha dinámica y es más de ida y vuelta.

¿Qué opina de las críticas que hoy en día se le hacen al fútbol argentino?

Yo creo que en cierto grado se ha perdido la esencia del fútbol
argentino que tenía antes por querer implementar mucha velocidad. Por
esta razón, la gente dice que los partidos acá son malísimos, pero yo no
creo que sea así sino que cambió el pensamiento de algunos técnicos y
ya el fútbol acá no es igual a antes.

¿Se ha enfrentado con colombianos en el Torneo de Reserva?

Aquí hay bastantes colombianos pero hasta el momento no he enfrentado a
ninguno. Cuando jugamos contra All Boys pensé que iba a enfrentar a
Santiago (Montoya), pero él estuvo con el equipo de Primera.

A LAS PUERTAS DEL DEBUT

¿Tiene relación con los jugadores de Primera?

Sí, hablo con varios de ellos por el hecho de que ya hemos empezado a
entrenar juntos. En general, son buenas personas que tratan de acoplarlo
a uno al grupo. Leonardo Ponzio y Cristian Ledesma son los que más se
acercan a hablarle y a colaborarle a uno en lo que necesite. Igualmente,
los más cercanos a mí son los juveniles.

Entonces usted ya venía entrenando con Primera...

Sí, ya había hecho un par de pretemporadas con ellos y en una ocasión
estuve como sparring. Eso fue muy gratificante para mí porque me
demostró que ya me estaban teniendo en cuenta.

Después de superar esa larga lesión en su rodilla izquierda, ¿pensó que lo fueran a convocar a un partido de Primera tan rápido?

No. Yo venía trabajando duro como siempre y estaba jugando ya de titular
con la Reserva pero no pensé que me fueran a convocar tan rápido a un
partido de Primera y menos a un clásico como lo es contra San Lorenzo.

¿El hecho de que el cupo de extranjeros esté lleno no le impide jugar?

A mí siempre me dijeron que por ese tema se me complicaba jugar, pero
después me explicaron que el reglamento dice que por no tener contrato
profesional aún, puedo actuar en un 25% de partidos por temporada y por
eso es posible que vaya al banco mañana.

NOSTALGIAS DE LA TIERRA

¿Qué es lo que más extraña de Colombia?
La comida. No es que la de acá sea fea sino que uno está acostumbrado a
la de su casa. También el estudio porque ahora no estoy estudiando, pero
pienso retomarlo este año porque siempre es importante tener ocupar el
tiempo libre con algo que le sirva a uno.

¿Cada cuánto viaja a Colombia?

En 2011 sólo fui una vez, pero el año pasado tuve la oportunidad de ir
varias veces por el tema de las convocatorias a la Selección. También
estuve ahora en diciembre de vacaciones pero fueron nada más 15 días.

¿Cómo se dio su primera convocatoria a la Selección Colombia Sub-20?

Desde principios del año pasado supe que estaba la posibilidad de la
convocatoria, pero yo seguí trabajando para que cuando se diera esta
oportunidad yo estuviera de la mejor manera. Después, fui campeón con
River en la Copa Libertadores Sub-20 y el gran papel que tuve me ayudó
mucho para que me llamaran y me tuvieran en cuenta.

¿Usted había integrado antes la Sub 17?

No, nunca. Yo cuando eso todavía jugaba en Colombia pero como era categoría '93 yo no tenía muchas chances de estar ahí.

¿Cómo se describiría usted cómo jugador?

En Argentina me volví un poco más fuerte y agresivo. Creo que mi gran
fortaleza es el uno contra uno. Además, siento que soy un jugador
rápido, tengo buen cabezazo y me gusta salir jugando cuando está la
posibilidad.

¿Quién es su referente dentro del fútbol?

Me gusta mucho Lucio (jugador brasileño de Sao Paulo). Siempre lo miré
bastante y creo que tengo características similares a él; por ejemplo
cuando anticipo me gusta mucho irme con la pelota al ataque como hace
él. También me gusta lo que hace Thiago Silva (central del Paris
Saint-Germain y de la Selección de Brasil).

¿Cuáles son sus objetivos en lo futbolístico?

Pues ya que tuve mi primera convocatoria a un partido oficial espero
poder comenzar a afianzarme, ganarme un lugar en el primer equipo y así
empezar una linda carrera acá en River. Ya después dependerá de Dios si
tendré la oportunidad de jugar en un equipo en Europa. Igualmente soy
una persona paciente y espero saber aprovechar la oportunidad cuando se
me dé.

¿Y se ve en algún momento con la Selección Colombia de Mayores?

Claro, siempre es un sueño llegar a integrar la Selección del país de uno.