Enero 5, 2013

Sudáfrica busca superar el escándalo de arreglo de partidos que involucra a Colombia

Publicidad

"Queremos ahuyentar los miedos del público", justificó la decisión el portavoz de la SAFA, Dominic Chimhavi, en declaraciones a la agencia sudafricana SAPA a dos semanas del inicio del torneo de selecciones más importante del continente negro, que se disputará en el país austral.

Según la investigación aún en curso de la FIFA, una empresa asiática de apuestas deportivas habría proporcionado a la SAFA árbitros para cuatro partidos amistosos de preparación para el Mundial de 2010 disputado en Sudáfrica.

El dueño de la empresa resultó ser el ciudadano singapurés Wilson Perumal, condenado por amañar partidos.

Según todos los indicios, los árbitros habrían condicionado el resultado en los partidos amistosos que Sudáfrica disputó contra Tailandia, Colombia, Bulgaria y Guatemala.

La SAFA respondió al informe de la FIFA creando una comisión de investigación que, presidida por un juez retirado, tratará de esclarecer lo sucedido. "Todas las personas mencionadas en el informe de la FIFA deben ser consideradas inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad", dijo el portavoz de la SAFA Chimhavi.

La edición número 29 de la Copa de África de Naciones arrancará en Sudáfrica el próximo 19 de enero.