Noviembre 9, 2012

Extreman medidas de seguridad en próximo partido del Palmeiras tras amenazas

Publicidad

El teniente coronel Francisco Batista Leopoldo, de la Policía Militarizada de Sao Paulo, afirmó que el partido que se jugará el domingo en la ciudad de Presidente Prudente, estará vigilado por un pelotón de antidisturbios que "tratará de impedir invasiones" de la cancha.

En declaraciones a la radio Estadão ESPN, Leopoldo detalló que la policía contará con perros, bombas de humo y balas de goma y aseguró que se levantarán vallas para evitar el contacto visual de las barras bravas de los dos equipos, Palmeiras y Fluminense.

El Palmeiras podría descender a segunda división este domingo, a cuatro jornadas del fin de la liga, si se da una combinación de resultados adversos.

El equipo paulista juega esta jornada contra el Fluminense, el líder del campeonato, que se podría proclamar campeón en este partido.

El presidente de la Federación de Fútbol de Sao Paulo, Marco Polo Del Nero, pidió este jueves a la Policía Civil que investigue las amenazas que han sufrido los directivos y jugadores del club en pintadas en la sede del club y en páginas de internet.

No obstante, el vicepresidente del Palmeiras, Roberto Frizzo, restó hoy importancia al caso y consideró las amenazas como "episodios aislados", aunque convino en la necesidad de "tomar medidas para que no ocurra nada de violencia".

El jugador argentino Hernán Barcos dijo que no ha recibido amenazas, aunque advirtió que si en el futuro siente la necesidad de contratar escolta o "comprar un auto blindado" para circular por Sao Paulo, se marcharía del equipo.

La policía ha prohibido a la Mancha Alvi Verde, la mayor barra brava del Palmeiras, usar distintivos que los identifiquen, pero no les ha vetado acudir al partido.

La barra brava ha confirmado su asistencia al estadio y ha organizado una caravana para viajar a Presidente Prudente, ciudad que dista cerca de 560 kilómetros de Sao Paulo.
En su web, la Mancha Alvi Verde vierte duras críticas contra la directiva del Palmeiras, de los que dice que "desearles mal es poco para ellos".

"Podrían cada uno de ellos recibir de 'regalo' un pez enrollado en un papel de periódico... y que todos esos mafiosos se pudriesen", dice un comunicado de la hinchada.