Noviembre 7, 2012

Manchester United se clasificó con autoridad al vencer 1-3 al Braga en Portugal

Publicidad

Los goles de los ‘red devils'
fueron obra del holandés Robin Van Persie, el inglés Wayne Rooney y el mexicano
Javier 'Chicharito' Hernández.

El brasileño Alan Osório
adelantó de penalti a los locales en el 49, pero Van Persie (79), Rooney (84,
de penalti) y 'Chicharito' (91) castigaron en exceso a los portugueses, más
peligrosos que sus rivales, pero con menos oficio.

Los ingleses lideran el
grupo H con doce puntos a falta de dos jornadas, con ocho puntos más que el
Cluj rumano y el Galatasaray turco y nueve más que el Braga.

El Manchester United, líder
de la Liga inglesa, firmó un primer periodo de mucha posesión, pero poca
profundidad. "Los diablos rojos" apenas sumaron dos tímidas ocasiones
de gol, mientras que sus rivales portugueses disfrutaron de tres excelentes
oportunidades.

Dos remates del
luso-guineano Éder, uno de ellos un cabezazo que golpeó en el poste derecho del
portero español David De Egea, y un disparo del portugués Ruben Micael avisaron
del potencial de "los guerreros del Miño", más incisivos que el
United.

Sin el serbio Nemanja Vidic
ni el inglés Rio Ferdinand en el eje defensivo, Alex Ferguson perdió eficacia
en la zaga, donde el extremo ecuatoriano Antonio Valencia tuvo que ser adaptado
a lateral derecho.

El Braga, con bastantes
cautelas defensivas, atacó con criterio y dio más sensación de peligro que sus
rivales, inconsistentes en la medular, donde el galés Giggs y el brasileño
Anderson permitieron mucho espacio entre líneas.

Allí se filtraron Éder, la
nueva sensación del fútbol luso, Micael y Alan, quien hace dos semanas anotó
los dos goles en la agridulce derrota del Braga ante el United (3-2).

La posesión estéril de los
ingleses permitió a los portugueses adquirir confianza y atacar con más arrojo.
Al inaugurar la segunda parte, el colegiado alemán  Felix Brych señaló penalti por una
obstrucción del central inglés Jonny Evans.

Alan convirtió el máximo
castigo con un remate fuerte a al derecha del cancerbero De Egea.

El United aceleró el ritmo,
pero un apagón de luz en el 56 rompió la tendencia ascendente de los ingleses.
El incidente en el Axa Estadio, el segundo después del registrado la temporada
pasada en un encuentro liguero ante el Benfica, obligó a los jugadores de ambos
equipos a retirarse durante 10 minutos.

En la reanudación, el
central Nuno André Coelho forzó a De Egea a una estirada al saque de un libre
directo y Ferguson respondió con el ingreso del cañonero holandés Robin Van
Persie, quien rindió al inglés Daniel Welbeck y se situó cerca del mexicano
Javier 'Chicharito' Hernández.

Los ingleses se volcaron en
la portería de Beto, aunque sin demasiado sentido. La baja del portugués Nani
-sustituto por el brasileño Rafael por lesión- dificultaba la remontada
inglesa.

Sin embargo, un error de
cálculo de Beto sirvió para que Van Persie empatase con una media vaselina. El
United había igualado en una de sus contadas oportunidades.

A continuación se forjó el
desastre luso. Un ataque de los ingleses desembocó en un remate de 'Chicarito'
repelido por Beto, cuyo rechace lo recogió Rooney, derribado con claridad por
Nuno André Coelho.

El internacional inglés no
falló desde los once metros. En el 91, 'Chicharito' culminó una contra
precedida de un pase de tacón de Rooney y cerró el partido.

   - Ficha técnica:


1 - Sporting de Braga:
Beto; Elderson (Zé
Luis, min.91), Douglao, Nuno Coelho, Leandro Salino; Custódio y Hugo Viana
(Márcio Mossoró, min.86); Ruben Micael, Ruben Amorim (Hélder Barbosa, min.85) y
Alan; Éder.

   3 - Manchester United: De Gea; Valencia, Smalling, Evans (Ferdinand,
min.57) y Evra; Nani (Rafael, min.72), Anderson, Giggs; Rooney; Welbeck (Van
Persie, min.64) y 'Chicharito'.

   Goles:
1-0: Alan, de penalti, min.49; 1-1: Van Persie, min.79; 1-2: Rooney, de
penalti, min.84; 1-3: 'Chicharito', min.91.

Árbitro: Felix Brych (ALE) amonestó a
Smalling (38), Éder (66) y Custódio (69).

Incidencias: cuarta jornada
del grupo H de la Liga de Campeones disputado en el estadio Axa (Braga) ante
unos 15.000 espectadores, cerca de 1.700 ingleses.