Agosto 20, 2016

“Hoy entrego el brazalete de capitán”: Neymar

Publicidad

"Hoy me he consagrado campeón y entrego el brazalete de capitán, fue algo que recibí y la honré con cariño. Fue un honor ser el capitán pero a partir de hoy dejo de serlo", señaló el crack del Barcelona a la televisión brasileña Globo.

"Le mando este mensaje a Tite, para que a partir de ahora él pueda buscar otro capitán", agregó el 'menino de oro'.

De la mano del '10', Brasil ganó por primera vez la medalla de oro en el fútbol olímpico, luego de un tenso 1-1 en 120 minutos y que se resolvió en el punto blanco con el último cobro del astro de la auriverde.

Renato Augusto, Marquinhos, Rafinha, Luan y Neymar convirtieron sus ejecuciones, mientras Matthias Ginter, Serge Gnabry, Julian Brandt y Niklas Suele lo hicieron por los germanos. El golero Weverton atajó el quinto cobro a cargo de Nils Petersen.

"No me gusta poner un título por encima de otro", comentó sobre el grueso de trofeos que acumula en su carrera con el FC Barcelona, el Santos y apenas el segundo con la selección brasileña, con la que antes había ganado en 2013 la Copa de las Confederaciones de la FIFA.

"Todo campeonato que he disputado y he ganado son importantes. Claro que tiene un importancia mayor hacerlo con Brasil y gracias a Dios lo conseguimos después de mucha lucha, trabajo y concentración", anotó.

Con un récord de cinco títulos mundiales en su vitrina, Brasil nunca había podido conquistar una medalla de oro en Juegos Olímpicos.

Hace cuatro años, en Londres, la selección, con Neymar todavía en el Santos pero en la carpeta de los grandes clubes de Europa, estuvo cerca de lograr la dorada, pero terminó perdiendo la final con México.

Brasil también se llevó las preseas de plata de Los Ángeles-1984 y Seúl-1988.

"Hoy hemos hecho historia. No encuentro palabras para describir este sentimiento", sostuvo muy emocionado. "Fuimos criticados, hablaron de nosotros pero respondimos con fútbol".

"Quiero agradecer a mis compañeros, a mi familia, a mis amigos, que estuvieron a mi lado en los momentos difíciles, que no fueron fáciles", reconoció el heredero de 'O Rei'.

Neymar estaba en la mira de los francotiradores por su baja producción en los decepcionantes empates sin goles con Sudáfrica e Irak en la primera fase, pero luego se destapó ante Dinamarca, en el cierre de la llave, mostrando un parecido al que brilla en el Barcelona.

Al igual que lo hizo en la final frente a la 'mannschaft', el '10' movió con maestría los hilos de la selección en las victorias ante Colombia en cuartos y Honduras en semifinales.

"Tengo que decir que estoy muy feliz. En el penal estaba muy tranquilo, entrené mucho tiempo, conseguí descolocar al golero y el gol nos dio lo que queríamos y por lo que trabajamos", puntualizó el crack auriverde.