Enero 7, 2013

Uruguay tuvo un cambio en la nómina para el Sudamericano Sub-20

Publicidad

El seleccionador Juan Verzeri definió la pasada semana el grupo de 22 futbolistas con dos porteros en el mismo, mientras se resolvía un reclamo a la Confederación Sudamericana sobre la posibilidad de agregar un futbolista más con la obligación de que fuera un arquero.

La Conmebol ratificó que las plantillas que participarán en el Sudamericano deben estar formadas por 22 futbolistas y de ellos tres deben ser porteros, lo que obligó al cambio de último momento con el ingreso de Washington Aguerre y la salida del centrocampista Federico Gino.

Los celestes, actuales subcampeones continentales, viajaron hacia la ciudad de San Juan con dos objetivos, primero quedar entre los cuatro mejores del torneo para asegurarse un lugar en el Mundial Sub-20 de Turquía y segundo aspirar al título sudamericano que hace dos años se les escapó de las manos frente a Brasil.

"Todos los rivales serán difíciles y el torneo es duro porque se juega cada 48 horas y con poco tiempo entre partidos para recuperarse y corregir", afirmó Verzeri.

La plantilla uruguaya tiene varios futbolistas con experiencia en primera división "lo que puede ser muy importante en el momento de las definiciones", agregó el entrenador.

En el equipo se destacan los delanteros Nicolás López, que juega en el Roma, y Ruben Bentancourt, del PSV Eindhoven holandés.

Los celestes debutarán este 10 de enero frente a Perú, el día 12 se medirán con Brasil, el 14 jugarán frente a Ecuador y el 18 cerrarán la primera fase contra Venezuela, en la serie que se jugará en San Juan.

En el otro grupo, que se disputará en Mendoza, fueron emparejadas las selecciones Sub-20 de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile y Paraguay.

Los tres primeros de cada grupo avanzarán a la liguilla final y los cuatro primeros del torneo ganarán su boleto para el Mundial de Turquía.