Diciembre 22, 2012

Real Madrid cayó en Málaga 3-2 con la cuestionada ausencia de Iker Casillas

Publicidad

Las cámaras se fueron, en gran parte del partido, con el suplente, y es raro decirlo, Iker Casillas. El partido no era de esos que el Madrid podría ganar con facilidad, 4 o 5 a 0, por el contrario, se trataba del equipo revelación en Champions League y que además marcha cuarto, ahora, a 1 punto de los ‘merengues'.

El partido siempre fue en contra para el Real Madrid que arrancó perdiendo al minuto 49 con gol del ‘Golden Boy 2012', Isco. Al 66 los de Mourinho empataron con autogol de Sergio Sánchez, pero 7 minutos más tarde el paraguayo Roque Santa Cruz pondría en ventaja al Málaga. Al 76, tras pase de Joaquín, aumentó la cuenta Roque ante la pasividad de la zaga defensiva madrileña. Al final, y para el registro nada más, anotó el francés Benzema.

Si bien el portero Adán, remplazo de Casillas, no tuvo gran responsabilidad en los goles que recibió su equipo, la decisión de ponerlo en el once titular en este juego vislumbra un nuevo choque entre intereses dentro del banquillo blanco y un nuevo capítulo en los caprichos del entrenador portugués.