Enero 10, 2013

Sergio Ramos, suspendido cinco partidos por insultar a un árbitro

Publicidad

Ramos recibió un partido de sanción por la expulsión y otros cuatro por los insultos al árbitro, ya que según el acta redactada por el juez del encuentro, Miguel Ángel Ayza Gámez, el jugador llamó "sinvergüenzas" a los colegiados tras ver la segunda tarjeta amarilla en el minuto 73.

"Sergio Ramos García, se dirigió a mi persona en los siguientes términos: "Eres un sinvergüenza" repitiéndome esta frase tres veces, y "llevas todo el puto día jodiéndonos" repitiendo esta misma frase dos veces", señala el acta.

El juez añadió en su escrito que, "posteriormente y cuando llegó a la altura de los banquillos se dirigió a un árbitro asistente en los siguientes términos: 'Siempre igual, que sinvergüenzas sois', repitiendo esta frase dos veces".

Ramos, que después del partido mostró su arrepentimiento por lo sucedido en su cuenta de la red social Twitter -"Lamento el incidente con el árbitro, son momentos de tensión producidos por mi expulsión. Decimos cosas que después nos arrepentimos", escribió- se perderá los dos partidos de cuartos de final de la Copa contra el Valencia y tres de liga: Osasuna y Valencia fuera y Getafe en casa.

Competición, según la resolución hecha pública este jueves, aplicó al jugador el artículo 94 del Código Disciplinario de la RFEF, que establece que "insultar, ofender o dirigirse en términos o actitudes injuriosas al árbitro principal, asistentes, cuarto árbitro, directivos o autoridades deportivas, salvo que constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos".

El comité también amonestó al entrenador madridista, José Mourinho, "por formular observaciones al cuarto árbitro".

Además, impuso un partido de sanción al jugador del Eibar Roldán Méndez y al del Levante Héctor Rodas, expulsados con tarjeta roja directa en los encuentros de vuelta de los octavos de Copa del Rey.