Enero 10, 2013

Sergio Ramos se arrepiente de haber insultado al árbitro del Real Madrid-Celta

Publicidad

Sergio Ramos comentó en Twitter: "Independientemente de que me parezca o no justa, lamento mucho esta sanción por mis técnicos, compañeros y afición. Hala Madrid".

El Juez de Competición considera que expresar arrepentimiento en las redes sociales no sirve como atenuante, por lo que no ha tenido en cuenta el trino con el que el jugador se disculpó el miércoles por sus insultos al árbitro.

Según el juez de la Federación Española de Fútbol (RFEF), "un hipotético arrepentimiento o disculpas a través de una red social" no puede subsumirse "dentro de la circunstancia atenuante de arrepentimiento espontáneo" que contempla el artículo 10.a del Código Disciplinario y que puede suponer una rebaja de la sanción.

Ramos, que según el árbitro Miguel Ángel Ayza Gámez llamó "sinvergüenzas" a los colegiados tras ver la segunda tarjeta amarilla en el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey contra el Celta, escribió después en Twitter: "Lamento el incidente con el árbitro, son momentos de tensión producidos por mi expulsión. Decimos cosas que después nos arrepentimos".

El defensa se disculpaba así por haber llamado "sinvergüenza" tres veces al árbitro, decirle "llevas todo el puto día jodiéndonos" y dirigirse luego a uno de sus asistentes, al que le dijo: "Siempre igual, qué sinvergüenzas sois".

El defensa del Real Madrid Sergio Ramos, sancionado con cinco partidos por el Comité de Competición, también dijo que espera que el Comité de Competición "sea igual de estricto y justo con los árbitros que se equivocan partido tras partido".