Diciembre 29, 2012

Sporting de Lisboa sigue en crisis tras caer 3-0 con Rio Ave en la Copa de la Liga

Los lisboetas despidieron el año de la peor forma posible y pusieron así el broche final a un año 2012 para olvidar, con severos problemas financieros a nivel institucional y pésimos resultados deportivos.

La derrota en casa del Rio Ave puede suponer el fin de todas sus opciones en Copa de la Liga si el Pacos de Ferreira gana el domingo al Marítimo, ya que sólo se clasifica para semifinales el primer clasificado de cada grupo.

En los 23 partidos oficiales disputados esta temporada, el Sporting acumula cuatro victorias, diez empates y nueve derrotas, lo que le ha dejado ya fuera de la lucha por el título de Liga y eliminado de la Copa de Portugal y la Liga Europa.

La fatalidad que persigue al conjunto verdiblanco volvió a aparecer hoy. El lateral derecho Cédric abandonó el terreno de juego en el minuto 14 por lesión, y su sustituto, el joven inglés Eric Dyer, fue expulsado al filo del descanso por una dura entrada, aunque la roja fue muy protestada entre los miembros de su equipo.

Con uno menos, los lisboetas sucumbieron ante el empuje de un sorprendente Rio Ave, que de la mano del entrenador Nuno Espírito Santo -quien fuera portero del Deportivo de la Coruña, entre otros- se ha convertido en una de las sorpresas del fútbol luso en este arranque de campaña, ya que ocupa la quinta posición en Liga.

La primera mitad deparó oportunidades para ambos equipos y no tuvo un dominador claro, mientras que en la segunda el equipo del municipio de Vila do Conde (al norte de Portugal) aprovechó la ventaja de contar con un hombre más en el terreno de juego y decidió el sino del encuentro.

El nigeriano Tope Obadeyi abrió el marcador en el minuto 55 con un gol que volvió a dejar en evidencia, por enésima vez esta campaña, a la defensa del Sporting al aprovechar un rechace a su propio disparo.

El tanto supuso un mazazo para las aspiraciones de los ‘leones', que vieron cómo llegaba el segundo apenas diez minutos después, cuando el mediapunta luso Tarantini remató a la red un centro desde la izquierda.

El egipcio Amen Hassan se encargó de cerrar la goleada en los estertores del encuentro y hundió todavía más a un Sporting con la moral muy baja y al que el cambio de entrenador -llegó el belga Franky Vercauteren en sustitución de Ricardo Sá Pinto- no ha surgido efecto por el momento.