Febrero 7, 2017

Presidente de Boca Juniors envuelto en escándalo de corrupción en el fútbol argentino

Publicidad

Daniel Angelici. Archivo: AP

El  balompié ‘albiceleste’ es protagonista en los medios, esta vez no por su fútbol, sino por un vulgar hecho, en el que Daniel Angelici presiona responsables del tribunal para recibir favores.

Daniel Angelici es un hombre de confianza de otro ‘boquense’, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, quien también fue titular de ese popular club, entre 1995 y 2007.

El actual presidente de los 'xeneizes' fue además denunciado ante la justicia por la diputada oficialista anticorrupción, Elisa Carrió, de ser un operador en las sombras favorable al gobierno ante los jueces del Poder Judicial.

La AFA está envuelta en una de las peores crisis de su historia. Dirigentes luchan por el poder y se enfrentan los clubes más ricos con los medianos y chicos. No se ponen de acuerdo en cómo reorganizar la entidad que está de hecho intervenida y tampoco hay fecha para reiniciar los torneos oficiales.

En los audios divulgados por el canal ‘TyC Sports’, Angelici, le pide a Fernando Mitjans, director del ente disciplinario de la AFA que un árbitro no perjudique a Boca en un partido frente a Vélez para definir una plaza de la Copa Libertadores en 2015.

"Fijate de hablar vos directamente con el pibe este (el árbitro Germán) Delfino, para que trate de equivocarse lo menos posible", le dice Angelici al entonces mandamás de AFA, Luis Segura. El canal no reveló el origen de las escuchas.

Al jugarse aquel partido Boca-Vélez, ganado 1-0 por los 'xeneizes', Delfino echó a dos futbolistas de Vélez y a uno de Boca. Su arbitraje no recibió críticas de los medios.

"Decile (a Delfino) que Boca se está jugando mucho", le pide Angelici a Segura. Segura le responde: "Quédate tranquilo que yo me ocupo. El hincha número uno, no tengas dudas, soy yo".

 

Que jueguen los suspendidos

En la conversación telefónica con Mitjans, Angelici le pide que habilite para jugar contra Vélez a dos jugadores suspendidos por haber sido expulsados en un encuentro anterior. Ambos futbolistas fueron habilitados por el Tribunal.

"Los necesito para jugar contra Vélez", le dice Angelici a Mitjans.

En reacción, Segura declaró a ‘TyC Sports’: "Es habitual que cuando hay un partido trascendente la dirigencia exprese su preocupación por el arbitraje y yo siempre les decía lo mismo, que se quedaran tranquilos".

Sobre la frase en la que asegura ser "el hincha número uno" de Boca, contestó: "Yo se lo digo con un dejo de broma. Cuando se jugaban cosas importantes, los dirigentes llamaban. En su momento me salió decírselo así".

Otra reacción fue del presidente de la Comisión Normalizadora de AFA, Armando Pérez, quien dijo de Mitjans: "No tendría que hacer falta pedirle la renuncia. Se precisa una explicación. Me voy a reunir con la Comisión, pero no haría falta que le diga nada".

"Las escuchas no me sorprenden. No está bien, pero es usual pedir favores o por un árbitro. No hay un sólo dirigente que no lo haya hecho", dijo Pérez.

Angelici dijo, de su lado, que no le parece "justo" que se suspendan jugadores en partidos oficiales por faltas en partidos amistosos. "Deben cumplir las sanciones en partidos amistosos" y que por tal motivo lo llamó a Mitjans.

También dijo que "no es casualidad" que los audios se difundan dos años después, cuando hay "decisiones importantes" en la AFA. Angelici es líder de uno de los sectores que lucha por el poder.