Marzo 10, 2017

Niza igualó 2-2 con el Caen y se alejó de la carrera por el título, en Francia

Twitter: @ogcnice.

El conjunto dirigido por Lucien Favre no pasó del empate este viernes, en el inicio de la fecha 29 de la Ligue 1, y cedió puntos que podrían costarle caro en la lucha por el campeonato, liderado por el Mónaco de Falcao García.

Con su punto, el Niza suma 63 y se colocó provisionalmente segundo, a 2 unidades del líder Mónaco, que podría ampliar su margen a 5 si gana el sábado en casa al Burdeos (5º). El París Saint-Germain, ahora tercero a uno del Niza, le adelantaría de nuevo si puntúa el domingo en el terreno del colista Lorient.

Fue por lo tanto un resultado amargo para el Niza, pero que pudo haber sido peor, ya que el Caen llegó a adelantarse 2 a 0, gracias a los tantos de Ivan Santini (minuto 36) y el marfileño Yann Karamoh (50’).

El italiano Mario Balotelli permitió al Niza acortar su desventaja en el 71’, rematando un pase de cabeza del brasileño Dante, tras un error del arquero Remy Vercoutre. En el 77, el griego Anastasios Donis puso el 2-2 definitivo aprovechando un rechace.

El Niza incluso pudo haber ganado, pero Mickaël Le Bihan (84’) no orientó bien en una de las ocasiones claras de la recta final.

Este resultado corta una racha de tres victorias seguidas del Niza en la Ligue 1 y el equipo podría perder el paso en la pugna por el título.

- Lesión de Cyprien -

La noche también fue negativa para los hombres de Lucien Favre por la lesión de su extremo Wylan Cyprien, que se dañó la rodilla derecha y fue sustituido en el 56, teniendo que ser sacado del campo en camilla. Su caso preocupa, sobre todo teniendo en cuenta que Alassane Plea, máximo anotador del equipo con 11 dianas, se lesionó el 12 de febrero y será baja hasta el final de la temporada.

Este viernes se disputa otro partido en la liga francesa, entre Marsella (6º) y Angers (10º).

El sábado se disputarán cinco partidos, entre los que destaca el del líder Mónaco ante el Burdeos. Para el domingo quedarán tres duelos y el último de ellos será la visita del París SG a Lorient.

Será la ocasión para comprobar cómo ha digerido el equipo parisino su humillación del miércoles en Barcelona, donde cayó 6-1 y vio cómo los catalanes le eliminaban de la Liga de Campeones tras una final de partido de infarto.

En la segunda división francesa, el viernes fue un día de recuerdo y homenaje en Reims para Raymond Kopa, leyenda del fútbol de los años 1950 y 1960, que jugó en ese club y que murió el viernes de la pasada semana a los 85 años.