Blog:

Junio 24, 2015

El ‘Lio’ de José: La historia de cómo Pekerman descubrió a Messi

En una grandiosa entrevista que fue publicada en noviembre de 2011 en la Revista El Gráfico, Diego Borinsky pudo acercarse un poco más a la persona detrás de ese gran formador de juveniles. Dialogó a solas con José Néstor Pekerman, quien para entonces su única preocupación era jugar con sus nietos y observar tres partidos al tiempo los fines de semana en su casa de Hurlingham, en el noroeste del gran Buenos Aires.

El tiempo ha transcurrido y su cabello denota algunas canas más que aquella vez que se le vio levantando la Copa Mundial Sub 20 en la cancha de Vélez en el 2001 como entrenador de la Selección Juvenil Argentina. Ahora retirado de la actividad, luego de un exitoso paso por México donde dirigió a Tigres y a Toluca, sacó algo de su tiempo para dialogar sobre distintos temas, entre ellos su historia con Messi, así fue como empezó:

Luego de su recordado paso como entrenador de la Selección Juvenil Argentina, Pekerman recibió una propuesta que se acomodaba a sus pretensiones y deseos, la del Leganés, un modesto equipo de la segunda división española. La idea de vivir en España le agradó por lo que decidió aceptar y se convirtió a principios del 2003 el Director Deportivo del club, dentro de sus labores estaba la de cazatalentos, por lo que a menudo iba a ver los partidos de las divisiones inferiores de los equipos de Madrid en búsqueda de algún erudito del fútbol.

Un día escuchó que en las categorías juveniles del Barcelona se destacaba un petiso rosarino, se llamaba Lionel, a quien la selección española Sub 20 estaba  intentando convocar para sus próximos encuentros, por lo que José supo que había que actuar rápido. A la semana siguiente, aquella categoría del Barcelona donde jugaba ‘Leo’ como le decían en España visitaba al Alcorcón, por lo que Pekerman no dudó y lo fue a ver.

La actuación de Lionel Messi, la figura de aquel partido lo dejó perplejo y sin pensarlo dos veces llamó a Hugo Tocalli, para entonces su sucesor en la dirección técnica de la Selección Juvenil Argentina: “Hugo, te pido por favor, sé que los tiempos no dan, pero lo único que te digo es que estoy sorprendido, es algo diferente. Por favor, hablá con Julio, al menos que arme un partido amistoso; después, si no lo podés llevar al Sudamericano, no importa, pero armen ese partido” fue el pedido de Pekerman a Tocalli.

Aunque Tocalli tenía que entregar la lista definitiva dos días después, decidió hacerle caso a José e incluyó a aquel chico del que su amigo le habló. Finalmente se organizó un partido amistoso en la cancha de Argentinos Juniors contra Paraguay donde Lionel iba a jugar por primera vez con la camiseta albiceleste. Aquel encuentro se disputó el 29 de junio de 2004, al término del primer tiempo Argentina se encontraba arriba 2-0, en el comienzo de la segunda etapa ingresó aquel chico que Pekerman había recomendado convocar, el encuentro finalizó 8-0.

Desde entonces Messi no volvió a ser el mismo y poco tiempo después debutó como profesional en el Barcelona. A su vez, algunos meses después Marcelo Bielsa renunció como entrenador de la Selección Argentina, el elegido por Julio Grondona para llevar a la selección albiceleste al Mundial de Alemania 2006, fue José Pekerman. El 17 de agosto de 2005 en Budapest, Argentina conducida por José enfrentó a Hungría, fue el debut de Lionel Messi en la Selección Argentina de mayores, Pekerman le brindó la confianza y lo hizo ingresar en el segundo tiempo, aunque pocos segundos después de haber entrado, ‘la pulga’ se fue expulsado.

En las Eliminatorias para el Mundial de Alemania, la selección conducida por Pekerman no tuvo problemas y clasificó en el segundo lugar, tan solo superado por diferencia de gol por Brasil quien se quedó con el primer lugar. Argentina hizo base Herzogenaurach, en Baviera, donde compartió el grupo C con Holanda, Serbia y Montenegro y Costa de Marfil. La albiceleste no tuvo problemas y se clasificó a octavos de final como primero del grupo, seguido por Holanda con siete puntos. En esa fase tuvo que enfrentar a México, dirigido por Ricardo Lavolpe, el partido se definió en tiempo extra con un formidable gol de Maxi Rodríguez.

El partido de la polémica fue el que disputaron en cuartos de final contra el dueño de casa, Alemania. Allí Argentina se puso en ventaja tras un cabezazo de Ayala, pero faltando diez minutos para finalizar el partido Klose empató para los teutones. En aquel momento todos pedían que ingresara Messi, pero Pekerman se decidió por Cruz para reemplazar a Crespo y dejo a ‘Lio’ en el banco ya sin posibilidades de entrar. Al final el partido se decidió en los penales donde Alemania acabó con las ilusiones de los argentinos, y dejó a ‘Lio’ sentado en el banco con sus esperanzas de ganar un Mundial aplazadas por cuatro años más.

Para Pekerman se dicen muchas cosas que no son ciertas, para entonces Messi era un jugador que apenas se estaba consolidando en el Barcelona, por lo que él quería llevarlo de a poco. “Acá hay grandes figuras, este equipo está consolidado, trabajamos mucho para este Mundial, lo tuyo es algo sorpresivo y estamos contentísimos, vas a hacer tu aporte, pero mirá que hay jugadores que quedan en el banco que son impresionantes. Vos tenés que captar enseñanzas, entonces por ahí son pocos minutos y tienen que ser aprovechados; ganarse un lugar en plena competencia no es fácil” Fueron las palabras de Pekerman a Messi, él lo entendió, la mayoría del periodismo y la gente nunca se enteró de esta charla.

Luego de la eliminación José Pekerman decidió renunciar, para él su tiempo en la Selección Argentina había terminado: “No todos querían que yo siguiera, siempre he querido lo mejor para la Selección, pero me parecía que no era bueno que siguiera, aunque siempre voy a agradecerle a Julio Grondona por la oportunidad que me dio”. Fue el final de un ciclo que hasta el día de hoy se recuerda con gran agradecimiento por parte de los jugadores que pasaron por sus manos, para muchos fue él quien le devolvió la esperanza de ganar un Mundial a los argentinos, además de ser reconocido como el formador de la camada más exitosa de jugadores que hoy disfruta Sabella en la Selección Argentina.

Messi continuó su carrera en el Barcelona donde pudo demostrar  todo su talento en su máxima expresión. En el 2009 ‘Lio’ fue elegido como el mejor jugador del mundo, por lo que se le otorgó por primera vez el Balón de Oro de la FIFA, su discurso tuvo una dedicatoria especial.  France Football lo había elegido como el mejor de todos, por lo que en la premiación debían pasar un video con quienes habían sido importantes en su carrera, Lionel eligió a José Pekerman. “Para mí fue un gran orgullo que me dedicara el premio, nunca me voy a olvidar cómo le brillaban los ojitos aquella primera vez que hablé con él en Madrid”, recordó con orgullo José.

En un primer momento, Pekerman admitió que no podía aceptar dirigir una Selección de Sudamérica porque no estaba preparado para competir contra Argentina: “Estuve mucho tiempo haciendo el duelo, tuve también un tiempo de transición para la familia”. Aunque lo han intentado convencer de todos los lugares del mundo: Japón, China, Australia, Estados Unidos,  Chile. Ni hablar de las tentaciones económicas, como la que le propusieron para dirigir en Qatar, él siempre tuvo una respuesta: “¿Qué voy a ir a hacer a lugares donde uno no tiene un conocimiento pleno y no sabe si va a poder desarrollar un proyecto? si uno va a enseñar fútbol, al menos debe saber cómo piensan, qué quieren hacer”.

Ahora hace parte de la Selección Colombia, país en que jugó y donde nació su hija Vanessa, para él lo importante es que ahora “Por lo menos tengo un conocimiento, pienso que el entrenador, cuando toma una responsabilidad, va a servir a la causa. Gracias a eso hoy en día se dice: En Venezuela quedó marcado lo de Pastoriza, en México quedó marcado lo de Menotti, o Bielsa en Chile”. El viernes jugará por segunda vez contra su selección, su misión estará en controlar a quien tiempo atrás convocó por primera vez para la Selección Argentina y quien hoy en día se ha convertido en el mejor jugador del mundo y tal vez de la historia: Lionel Messi. Así como en todos esos países se recuerda a aquellos grandes entrenadores que dejaron su huella, él solo espera que algún día en Colombia, se recuerde a José Pekerman.

*Esta historia fue publicada en este mismo espacio el 6 de junio del 2013.

Por: Daniel Santamaría Jaramillo. Twitter: @danielsaja03

 

Comentarios