Agosto 1, 2010

Las 'damitas' ganaron la medalla más importante: el orgullo nacional

El combinado asiático venció al suramericano en el partido que definía el tercer lugar de la Copa Mundo Sub-20. Las colombianas cayeron por un gol de la delantera So Yun al minuto 50'. 

En el primer tiempo las emociones fueron pocas y ambas escuadras se resguardaron en la parte defensiva. 

Solo hasta la segunda etapa el compromiso adquirió bríos y muy rápido, a los cinco minutos, Corea se fue adelante gracias a su figura, quien definió una jugada colectiva.

Desde ese momento, Colombia trató de avanzar hacia la paridad, aunque infructuosamente, incluso descuidando su parte posterior. Eso lo aprovechaba su rival, que hizo del contragolpe su mejor arma.

También afectó al elenco 'tricolor' la lesión de Lady Andrade, una de sus mejores jugadoras. Los intentos de Yoreli Rincón, las hermanas Ariza o Katerin Castro, delantera que ingresó en el segundo tiempo, quedaban siempre en la bien plantada zaga coreana.

Con desespero en las colombianas, el tiempo se esfumó y el resultado no cambió. Tras el pitazo final las 'damitas' dejaron ver una vez más su tristeza por una ilusión que acababa.

Sin embargo, el camino de las niñas 'superpoderosas' hasta ahora empieza y seguramente complementará la historia que ya escriben. El técnico nacional, Ricardo Rozo, ha logrado consolidar un proceso que empezó hace tres años de cara al Mundial Sub-17 de Nueva Zelanda de 2008. En ese entonces, Colombia se quedó con el suramericano y debutó en una Copa del Mundo del género.

Los resultados se ven actualmente y animan más hacia el futuro. El combinado 'cafetero' quedó subcampeón del suramericano clasificatorio y ahora es el cuarto mejor conjunto del Mundial juvenil en Alemania.