Diciembre 19, 2010

Moreno y Uribe, dinamita pura en el ataque del Once Caldas campeón

Hacía mucho no se veía en el fútbol colombiano una pareja tan letal como la conformada por el tolimense Moreno y el risaraldense Uribe, que alcanzaron el 55,77 por ciento de las anotaciones (52) del equipo dirigido por Juan Carlos Osorio en el torneo.

Moreno, goleador de raza, y que cuenta hoy con 25 años de edad, proveniente del Steaua de Bucarest rumano, regresó a principio de 2010 al equipo que lo vio nacer como profesional con una meta muy clara: celebrar su tercer título con los ‘albos' (ya había alcanzado el del torneo colombiano en 2003 y la Copa Libertadores de 2004) y demostrar que tiene aún mucha ‘madera' para ser tenido en cuenta en la Selección Colombia.

Y el oriundo de Chicoral no decepcionó. Aunque al comienzo de año le costó un poco volver a tomar ritmo, ya que no era titular en el equipo europeo, con el paso de los partidos en Once Caldas fue ganando minutos y confianza, lo que le permitió celebrar cuatro anotaciones en el torneo apertura. Poquitos tantos, si se quiere, para un ‘artillero' de su envergadura, pero los necesarios para vaticinar que el segundo semestre sería el de su consagración.

Moreno, de cabello largo y muecas constantes, enfiló todas sus baterías, dejó atrás algunos malos recuerdos de indisciplina que lo marcaron durante mucho tiempo, y se concentró en alcanzar su objetivo.

Un total de 16 goles, entre los que se encuentra el de penalti que abrió la senda del título en la gran final en Ibagué ante Tolima (perdió Once Caldas 2-1), lo convirtieron, junto al delantero del cuadro tolimense Wilder Medina, en el goleador del torneo finalización y máxima figura de su equipo.

Uribe, por su parte, tres años menor que Moreno, y con mucha menos experiencia que su compañero de ataque, tuvo en el 2010 la gran prueba de fuego.

El llegado del equipo de su tierra, Pereira, demostró con 11 goles en el primer semestre del año, y 13 en el segundo, incluido el de este domingo ante pase de Dayro en la gran final disputada en Manizales (3-1 se impuso el Once Caldas), que sin duda era el socio ideal de Moreno en el cuadro 'albo', y por qué no, en la Selección Colombia.