Septiembre 24, 2014

Juicio sobre el caso Catar 2022 ya tiene fecha

El presidente del órgano de decisión de la Comisión de Ética de la FIFA, Hans-Joachim Eckert, dijo este miércoles que a principios de noviembre espera poder hacer "una primera declaración pública" sobre la investigación de la elección de los Mundiales de Rusia 2018 y Catar 2022.

Erckest señaló en un comunicado que "es responsabilidad del órgano de instrucción, presidido por Michael García, decidir si se incoará procedimiento ético por separado y, dado el caso, contra quién".

"En el caso de que el Sr. García y su adjunto Cornel Borbely consideraran necesario iniciar dicho procedimiento, éste se trasladaría formalmente al órgano de decisión (art. 69 del Código Ético de la FIFA), que podrá entonces incoar procedimientos. El fallo definitivo se hará público de conformidad con el artículo 36, apartado 2 del Código Ético de la FIFA".

El pasado 5 de septiembre órgano de instrucción de la Comisión de Ética de la FIFA confirmó que había terminado su investigación sobre las candidaturas de los Mundiales 2018 y 2022 y que había trasladado su informe de 350 páginas al órgano de decisión para que se pronuncie.

"El informe establece los hechos y llega a conclusiones sobre las medidas a tomar con respecto a determinadas personas; asimismo, reconoce cuestiones que deberán remitirse a otras comisiones de la FIFA y formula recomendaciones para futuros procesos de candidatura", señaló la FIFA en un comunicado.

La FIFA recordó que "en el curso de esta investigación de un año, el órgano de instrucción entrevistó a más de 75 testigos y recopiló un registro que, además de grabaciones con los entrevistados, comprende más de 200.000 páginas sobre el caso".

La investigación de las candidaturas de los Mundiales 2018 y 2022 se inició tras la publicación de informaciones y acusaciones a miembros de la FIFA sobre posibles casos de corrupción y sobornos en la elección de estos, el 2 de diciembre de 2010 en Zúrich.

El posible escándalo marcó la reelección de Joseph Blatter como presidente de la FIFA para iniciar su cuarto mandato en 2011; provocó la inhabilitación de algunos de sus directivos y forzó a la FIFA a aprobar una serie de reformas para mejorar su transparencia en el Congreso celebrado en 2012.

Entre estos cambios, la FIFA quiso fortalecer su Comisión de Ética, formada desde entonces por un órgano de investigación y otro de decisión, que son los que debe pronunciarse ahora sobre el caso.

Temas relacionados: