Septiembre 29, 2014

El Athletic de Bilbao y Bate Borisov intentarán levantar el ánimo en la Champions League

Al equipo bilbaíno le hizo mucho daño la última semana y media, ya que tres partidos consecutivos en Liga en los que esperaba hacer el pleno o acercarse mucho al máximo de nueve puntos, frente a Granada, Rayo y Eibar, apenas sumó uno y se quedó varado en la parte baja de la tabla.

 

Además, los de Ernesto Valverde no pasaron del empate sin goles contra Shakhtar Donetsk en la primera jornada del Grupo H de la Chamopions League.

 

Ese 0-0 en el arranque de la liguilla, unido a la estrepitosa goleada recibida por el BATE en Porto (6-0), casi le obliga al conjunto vasco a ganar en Bielorrusia para no llegar ya por detrás de Shakhtar y Porto en las opciones clasificatorias de estar en octavos de final a la tercera jornada, en la que tendrá que visitar a los de Julen Lopetegui en el Estadio do Dragao.

 

No está el Athletic en su mejor momento para visitar a un BATE también deprimido tras la primera jornada, pero que tiene el aliciente de poder jugar ya en su campo de juego, el Borisov Arena, y no tener que tener que trasladarse a Minsk, a 70 kms., para disputar sus partidos europeos como local.

 

Un síntoma de cómo le van las cosas a los de Valverde, quien en casa no marcaron después de haberlo hecho en todos los encuentros jugados anteriormente en el nuevo San Mamés, es el descarte de Borja Viguera de la convocatoria para Borisov.

 

Ese descarte parece avanzar la intención de Valverde de volver a su bloque titular. Un once castigado por el que desgaste al que le obligó el calendario pero que goza de su mayor confianza.

 

Así, es probable que Iraola deje su sitio para que De Marcos complete el once inicial junto a Iraizoz; Gurpegui, Laporte, Balenziaga; Iturraspe, Rico, Beñat; Susaeta, Muniain y Aduriz.

 

De haber algún cambio, que no se espera, sería la entrada de San José por Gurpegui en el centro de la defensa y/o la de Ibai por Susaeta para ocupar una de las bandas en ataque.

 

Por su parte, el BATE, incombustible y sempiterno campeón de la débil liga bielorrusa, que ganó en las últimas ocho temporadas, recibe al Athletic en plena competición, superadas ya 25 jornadas del campeonato doméstico.

 

Metido de lleno en la fase final de la competición, el BATE llega al choque tras empatar este fin de semana en casa ante el cuarto clasificado y desgastado por una de las ligas bielorrusas más difíciles de los últimos años y en la que, a tres puntos, le sigue en la tabla el histórico Dínamo de Minsk.

 

Los de Aleksandr Yermakovich, además, no olvidan el vapuleo que sufrieron a manos del Porto, el 6-0 en Do Dragao que permite a los de Lopetegui liderar el Grupo H tras la primera jornada.

 

El BATE ya es un habitual rival para los equipos españoles en las fases de grupos de la Liga de Campeones, donde ya se enfrentó al Real Madrid (2008-09), el Barcelona (2011-12) y el Valencia (2012-13), sin sacar ni un sólo punto de los seis enfrentamientos.

 

Alineaciones probables:

 

BATE Borisov: Chérnik; Mladenovic, Poliakov, Filipenko, Khagush; Volodko, Pawlaw, Hardzeichuk; Aleksíyevich, Signevich; y Rodiónov.

 

Athletic Club: Iraizoz; De Marcos, Gurpegui, Laporte, Balenziaga; Iturraspe, Beñat, Rico; Susaeta, Muniain y Aduriz.

 

Árbitro: Stéphane Lannoy (FRA).

 

Campo: Borisov Arena (13.000 espectadores).

 

Hora: 1:45 p.m. hora de Colombia