Enero 29, 2009

John Kennedy Hurtado, entre todas las estrellas

"Mientras hacemos estiramientos, veo a mi alrededor a jugadores como Kaká, Beckham, Pato, Emerson, Ronaldinho, Maldini, Shevchenko, Pirlo, Ambrosini y me sonrío porque estoy disfrutando esto al máximo".

La frase lo dice todo. John Kennedy Hurtado, el defensor central del Deportivo Cali que se prueba en el Milán de Italia, está ‘empeliculado'. Hoy es actor de reparto, pero él quiere ser protagonista de la película ‘rossonera'.

Hace muy poco se sacudía el polvo de las canteras ‘verdiblancas'. Hoy comparte camerinos y hasta jugó un partido al lado de los ‘galácticos' del Milán. Su pecho se infló a más no poder cuando el pasado miércoles, en juego amistoso contra el Hannover alemán, le pasaron la camiseta que debía portar. Kennedy se quería morir por dos razones: Una, la dorsal llevaba estampado su apellido; y dos, el número era el mismo que un día antes había soñado, el 34.

El futbolista vallecaucano dice estar dispuesto a jugar, si es necesario, hasta en la Tercera División con tal de quedarse en Milán.

¿Cuántos días completó en Italia?

"Llevo dos semanas y desde el lunes (26 de enero) está corriendo la tercera. Mi representante (Helmuth Wennin) me dijo que me quedara esta semana porque en los próximos días se iba a definir mi situación".

¿Ha tenido un diálogo cara a cara con el técnico Carlo Ancelotti?

"Tuve un contacto muy cercano con él. Me comentó que por ahora estaba difícil mi posibilidad por el tema del ‘extracomunitario', pues acá también hay dos brasileños, un central y un lateral derecho. Me dijo que estaban haciendo todo lo posible para que yo me quedara o buscarme un equipo en Italia".

¿Qué se siente estar al lado de tantas estrellas?

"Es un sueño estar junto a figuras a las que uno sólo veía por televisión. Compartir camerinos, charlas técnicas y entrenos es algo increíble, fenomenal".

¿Les ha pedido autógrafos a sus compañeros?

"El día que jugamos en Alemania me entregaron una camiseta y la hice firmar de todo el equipo. Además, tengo la camiseta de Seedorf, con quien hablo mucho; él me la regaló. También me hice fotos con Maldini, pero no pido autógrafos porque mi sueño es quedarme acá".

¿Cómo ha sido esa relación con Seedorf?

"Es un líder del equipo, dialoga mucho conmigo sobre la forma en que debo jugar, me aconseja, me dice que pase el balón y juegue rápido. También converso mucho con Senderos (Philippe), Ronaldinho y Cardacio (Mathias), quienes hablan bien el español. Pero en general dialogo con todos, cuando me hablan despacio en italiano los alcanzo a entender".

¿Qué puede decirnos del amistoso que jugó contra Hannover?

"Pensé que en la camiseta sólo iba a estar el número, pero cuando la vi me di cuenta de que llevaba impreso mi apellido. Cuando entré a la cancha, Emerson, Senderos, Cardacio, Seedorf y Kaká me dieron energía y apoyo desde el primer minuto, me dijeron que estuviera tranquilo".

¿Qué número de camiseta le tocó?

"La número 34".

¿Había utilizado antes ese número?

"No, pero por cosas de la vida lo soñé en la víspera de ese partido. Me soñé con dos camisetas, la 34 y la 42, que es, al revés, el número que usé en el Deportivo Cali, el 24, pero que acá ya la tenía Senderos".

Supimos que el primer día lo saludaron varios jugadores. ¿Qué le dijo Ronaldinho, por ejemplo?

"Que lo disfrutara y que si necesitaba algo, contara con su apoyo. Me emocionó que mi propio ídolo me dijera esas palabras. Él y Senderos me dieron sus teléfonos por si necesito algo. También me contacté con Nelson Rivas e Iván Ramiro Córdoba, que han sido un apoyo fundamental".

Si le dicen que lo van a contratar, pero para la Tercera División, ¿acepta?

"Claro, porque yo empecé en el fútbol desde muy pelado, con mucho sufrimiento y sé que para llegar lejos uno tiene que luchar, esforzarse y sacrificar algunas cosas".

Todos esperamos que se concrete su fichaje para el Milán o algún otro club de Europa, ¿pero si le toca regresar a Colombia, cómo va a manejar ese sueño frustrado?

"En mi pensamiento no está todavía regresar a Colombia, pero si toca, espero tomarlo con responsabilidad, compromiso y fuerza, porque no será fácil".

Temas relacionados: