Abril 4, 2009

Barcelona y Real Madrid se mantuvieron por la senda de la victoria

El FC Barcelona doblegó al Real Valladolid con un gol del camerunés Samuel Eto'o en un partido reñido y peleado, en el que los catalanes dosificaron su ‘armamento' al prescindir inicialmente de Lionel Messi y de Daniel Alves, además de no contar con Henry en todo el encuentro.

El Valladolid, siempre valiente, se había apuntado esta vez al victimismo, era la secuela del 6-0 del Camp Nou donde los de José Luis Mendilibar salieron a dar la cara y se la partieron.

El técnico vizcaíno dijo que es casi inviable ganar al mejor Barça, pero esta semana era propicia para que el mecanismo azulgrana ‘cojeara'.

Y es que el llamado virus FIFA suele aplacar al líder. El hecho de que varios jugadores vinieran de actuar con sus selecciones podía atenuar su ritmo y su velocidad de balón. Así fue, ese inabordable "rodillo" azulgrana hoy no era tal, aunque Messi empezó en el banquillo y la explicación bien podría reducirse a eso.

No obstante, el Barça empezó dinámico y con ganas, pero el Valladolid estuvo agresivo en medio campo. El partido tenía más ritmo e intensidad que espectáculo y claridad de ideas, pero es que la presión de ambos no dejaba un solo resquicio para que el fútbol se asomara.

Con la defensa adelantada y en línea, el Valladolid salió a por todas. Los de Mendilibar arriesgaban y cada vez "hurtaban" el balón más y más arriba. El Barça aparentaba incomodidad cuando Pedro hizo intervenir a Sergio Asenjo (min. 12).

El Valladolid pasó a gobernar el partido mediado el primer tiempo ya que Canobbio y Sesma llegaron mucho y bien. Guardiola debió de pensar en ese momento que tal vez se había dejado demasiadas balas en la recámara (Messi, Alves, Henry).

Los catalanes no daban una versión audaz de sí mismos, pero la calidad en fútbol siempre aparece y en el campo estaba un tal Andrés Iniesta. Una falta sobre el manchego permitió a Xavi Hernández poner a prueba a Asenjo al filo de la media hora.

El dominio era local, pero al Barça le costaba menos trabajo crear ocasiones. Del mismo modo que un cañón siempre hace más daño que un trabuco, el mínimo esfuerzo azulgrana en ataque resulta un golpe mortífero, como lo fue el gol de Samuel Eto'o (min. 40).

Tras este directo en plena mandíbula, el Valladolid, hasta entonces corajudo y plagado de buenas intenciones, se diluyó momentáneamente. A los de Mendilibar los invadió el miedo, el recelo y la inseguridad. Tal vez les sobrevino por un instante el recuerdo del 6-0 en el Camp Nou.

Apenas visitaban los locales el área de Valdés cuando apareció en el campo Ariel ‘Pichi' Escudero para revolucionar al Valladolid. El argentino cedido por el Villarreal jugó este sábado sus mejores minutos de ‘blanquivioleta', pero en ese momento Guardiola respondió moviendo el banquillo. Salieron Alves y Messi, el Barça echaba el resto, pero el partido seguía vivo con el 0-1.

El Valladolid se levantó, apretó y tuvo el empate en ocasiones de Aguirre y Ogbeche. El Barcelona ya no presionó como en la primera parte y el Valladolid se la jugó el todo por el todo, exponiéndose a los contragolpes del rival. En ese momento pudo pasar cualquier cosa, pero el Barça se rehízo y el partido acabó ya sin excesivo tormento para los catalanes, ante la falta de acierto y pegada de los vallisoletanos.

Higuaín puso a celebrar a Real Madrid

El Real Madrid este sábado se impuso a domicilio ante el Málaga con un solitario gol del argentino Gonzalo Higuaín.

Todavía quedaban ánimo de revancha, sobre todo por parte del Málaga, del partido de la primera vuelta que jugaron ambos equipos en el Bernabéu y que acabó con victoria del Real Madrid por 4-3.

Los malaguistas se sintieron traicionados por el árbitro Iturralde González, por los penaltis señalados, y por perder un partido en el que se adelantaron dos veces.

Ambiente eléctrico con más de 30.000 espectadores, 600.000 euros en taquilla y entre dos equipos con objetivos diferentes, uno, el local, jugar en Europa la próxima temporada, el otro, el visitante, no descolgarse para optar al título de Liga con permiso del Barcelona.

Además, por estas fechas se cumplen veinticinco años de la goleada más famosa del extinto CD Málaga al Real Madrid, 6-2. Por este motivo, el club 'blanquiazul' quiso homenajear a esos héroes y estrenó una camiseta albiceleste, abandonando momentáneamente el azul oscuro.

Ingredientes magníficos para presenciar un bonito espectáculo, que a lo mejor podría estropear el virus FIFA.

El Real Madrid se presentó en La Rosaleda, solamente el Barcelona y el Recreativo pudieron ganar en esta temporada, sin los centrocampistas, el brasileño Marcelo y el holandés Robben, lesionados con sus respectivas selecciones, y con su compañero de demarcación, el argentino Gago, muy cansado por el largo viaje desde Bolivia, no se le olvidará nunca, y sin tiempo para entrenarse.

Tampoco viajó el lateral izquierdo argentino Heinze, lesionado. El técnico Juande Ramos, tuvo que alinear a varios jugadores sin excesivos minutos y repescar en la convocatoria al 'desinflado' Guti.

El Málaga también tuvo fuera a los portugueses Eliseu y Duda, e hizo varios cambios en la defensa con la entrada por primera vez de titular del lateral derecho Manolo Gaspar.

El encuentro se inició con mucho respeto por parte de los dos equipos, aunque el Real Madrid empezó asustando con un remate de cabeza de Higuaín, que salió fuera y una falta de Van Der Vaart, que paró el guardameta malaguista Goitia. El Málaga se acercó por primera vez con un remate de cabeza de Baha, tras un saque de esquina.

El Málaga dominaba, el Real Madrid esperaba en el centro del campo. El delantero Adrián, tuvo en su pierna derecha la oportunidad de desnivelar el marcador pero su disparo en el minuto 20 lo frenó Casillas, como hizo ciento veinte segundos después con otro lanzamiento, aunque esta vez del centrocampista portugués Duda.

El Real Madrid deambulaba en el campo, se estorbaban los jugadores en el centro del campo y la circulación del balón era escasa. El Málaga triangulaba, tocaba y llegaba sin excesivo peligro a la portería contraria. El único peligro del Madrid estaba en los lanzamientos de larga distancia de Higuaín y Sneijder.

Tablas en el descanso en un soso partido, aunque con más dominio local y con más ocasiones malaguistas ante un Real Madrid, romo, pero con mucha pegada arriba.

La pegada en el fútbol se paga. El punta argentino Gonzalo Higuaín, se fabricó una jugada personal, penetró en el área y por bajo, cruzado, batió a Goitia, en el minuto 49. El error fue mayúsculo del centro del campo malaguista y de la defensa.

El holandés Van Der Vaart tuvo la sentencia un minuto después con un remate elevado que salió por muy poco por encima del larguero.

A partir del gol madridista el partido se abrió. Adrián pudo empatar seguidamente pero su lanzamiento rozo el poste izquierdo de la portería de Casillas.

El conjunto blanquiazul no se amilanó y buscó constantemente el empate. Baha, en el 64 se escoró a la derecha y su disparo lo salvó nuevamente Casillas. Los guardametas se estaban convirtiendo en protagonistas, ya que Higuaín, el mejor de su equipo se encontró con Goitia en lo que era el 0-2. A continuación, Ramos e Higuaín por dos veces, pudieron desnivelar el marcador.

Al final victoria madridista, que sigue peleando por el título del campeonato. El Málaga CF, continuó sin poderle ganar al Real Madrid.

Resultados de la jornada

Recreativo Huelva 0 - Sevilla 1
Valladolid 0 - Barcelona 1
Almería 3 - Villarreal 0
Betis 3 - Numancia 3
Athletic Bilbao 2 - R. Mallorca 1
Málaga 0 - Real Madrid 1

Domingo

Espanyol - Deportivo
Atlético Madrid - At. Osasuna .
Valencia - Getafe
Sporting Gijón - Racing Santander