Mayo 2, 2009

Inter de Milán empezó a calentar para dar una nueva vuelta olímpica

Los campeones llevaban tres partidos sin ganar, pero cuando restan sólo cuatro partidos ya gozan de una cómoda ventaja sobre el AC Milán.

El delantero sueco Ibrahimovic, que analiza su futuro en el Inter de Milán, abrió el marcador a los 58 minutos y se puso un dedo en la boca para llamar a sus hinchas a callarse, tras algunos gritos venidos de la galería del estadio San Siro.

Después, Ibrahimovic ejecutó un soberbio pase hacia Sulley Muntari, que anotó el segundo tanto en la mitad del segundo período.

En un encuentro previo, el defensor del Reggina Andrea Costa salió de la cancha este sábado luego de tragarse la lengua en el partido en el que su equipo superó al Bologna por 2-1.

Costa se recuperó rápidamente, pero fue sustituido y llevado a un hospital por haber perdido la conciencia tras una colisión en el segundo tiempo y necesitó de fisioterapia para remover su lengua del interior de su garganta.

El Reggina aumentó sus esperanzas de escapar del descenso gracias a una trabajada victoria.

Franco Brienza anotó a los 40 minutos de juego cuando evitó una trampa para dejarlo fuera de juego y arremetió contra la valla rival, y posteriormente el paraguayo Edgar Barreto dobló la cuenta pasado el entretiempo cuando paró de pecho el balón y convirtió con un remate desde los 30 metros.

El cuadro de la ciudad austral de Reggio Calabria parecía condenado hace sólo pocas semanas, pero ha sumado siete puntos en sus tres últimos encuentros, por lo que sigue colero en la tabla, a tres unidades del antepenúltimo Torino, que enfrentará al Fiorentina este domingo en calidad de visitante.

El Bologna, que impactó el travesaño dos veces antes del gol de Vangelis Moras, sigue un punto por debajo del área segura con cuatro partidos por jugar, mientras que el Lecce está igualado con el Reggina antes de su partido como visitante contra la Juventus, programado para el domingo.