Septiembre 28, 2009

Una fecha decisiva en la Copa Sudamericana (previo)

Si la fina puntería o un auténtico 'milagro' no acompañan a los más necesitados, el torneo, cuyo origen se remonta a 2002, sufrirá en su octava edición otra sustancial remoción de equipos con tradición futbolística en el continente.

Ya ocurrió una en la primera fase. Brasil, que ya sufrió la eliminación del Flamengo y el Atlético Mineiro, y Argentina, donde todavía se comenta la salida por la puerta de atrás del Boca Juniors y el River Plate, corren el riesgo de ver impotentes, al final de la segunda fase, la pérdida de otros
representantes.

El Vitória fue apaleado por 4-1 en su visita al River Plate uruguayo y ahora tendrá que echar mano a la chistera para cambiar el panorama en Salvador, donde comenzó la historia de Brasil.

Tampoco debe tenerla fácil el Goiás, que cayó por 2-0 en los pagos del Cerro Porteño, un equipo hecho para sufrir y resistir, incluso en tierras brasileñas como Goiania.

Y el Internacional, campeón de la edición de 2008, se vio a gatas para empatar 1-1 en Porto Alegre con una aguerrida Universidad de Chile, que espera rendir el miércoles su mejor examen en casa.

En teoría, el panorama pinta mejor para el Botafogo, que en su estadio doblegó por 2-0 al Emelec, y el miércoles, en Guayaquil, deberá aplicarse en lo táctico para administrar la ventaja numérica.

Luz verde cree tener también el Fluminense, que en su visita al Alianza Atlético sustrajo un empate 2-2, resultado que le da incluso la posibilidad de igualar hasta 1-1 el jueves en Río de Janeiro, sin poner en riesgo su clasificación a la tercera fase.

La realidad chilena no parece tan apremiante si la 'U' logra hacer su deber de casa, y si sus vecinos de la Unión Española consiguen transformar en cómodo resultado el choque de vuelta tras la insólita derrota por 3-2 sufrida en los últimos minutos ante el Vélez Sarsfield.

Los campeones del torneo Clausura argentino la pasaron mal para someter a un rocoso rival. Al final, la victoria plasmó la inquebrantable voluntad del conjunto argentino aún en situaciones adversas, pero no pudo ocultar el sello de fútbol envolvente y ambicioso dejado por el conjunto chileno.

Por contra, la situación peruana no deja de ser preocupante. Cienciano, campeón de la Copa Sudamericana de 2003, fue atropellado por 3-0 en su visita a la cancha del San Lorenzo, que ahora poco teme al ascenso que deberá hacer el miércoles a los 3.350 metros sobre el nivel del mar del Cuzco.

Y el Alianza Atlético tendrá que jugar en el estadio Maracaná con el convencimiento de hacer historia, si quiere dejar en la cuneta al Fluminense.

Partidos de vuelta de los octavos de final:

Miércoles 30 de septiembre

Cienciano-San Lorenzo (0-3 en la ida)
Vitória-River Plate (1-4 en la ida)
U. de Chile-Internacional (1-1 en la ida)
Emelec-Botafogo (0-2 en la ida)

Jueves 1 de octubre

Lanús-Liga de Quito (0-4 en la ida)
Goiás-Cerro Porteño (0-2 en la ida)
Unión Española -Vélez Sarsfield (2-3 en la ida)
Fluminense-Alianza Atlético (2-2 en la ida)

Temas relacionados: