Noviembre 18, 2009

Sudáfrica podrá disfrutar del fútbol de Ronaldo

Portugueses y bosnios se jugaban mucho en el partido y, atenazados por los nervios, cometieron numerosas imprecisiones durante los primeros compases del encuentro.

Bosnia, alentada por 15.000 gargantas y empujada por la necesidad de dar la vuelta a la eliminatoria, fue haciéndose con el control del esférico, aunque poco inquietaba a Portugal, que se limitaba a realizar aisladas incursiones en el campo balcánico.

Portugal tuvo que sufrir la baja de su cerebro, Deco (Chelsea), que aunque se incorporó al partido en los últimos minutos, no jugó desde el inicio debido a problemas físicos en un abductor que arrastraba desde el anterior encuentro con Bosnia, por lo que tuvo que ser sustituido por Tiago.

Ya el minuto 15, Dzeko (Wolfsburgo) se adelantó a su marcador, tras un centro desde la banda derecha pero su remate de cabeza se marchó por encima de la portería lusa.

El conjunto ‘luso', con su capitán Simao, del Atlético de Madrid, desaparecido, desdecía al técnico Carlos Queiroz, que prometió un fiero ataque, y parecía conformarse con entorpecer el juego balcánico y defender con 11 jugadores en su campo el exiguo 1-0 de la ida, para salir a la contra.

Era una decisión controvertida y arriesgada, aunque en un contragolpe en el minuto 24 Portugal estuvo a punto de aprovechar los espacios de la defensa bosnia y hacer gol, con un remate de Simão.

Como en el duelo anterior en el lisboeta estadio de La Luz, Bosnia apostaba en casa por el juego aéreo, el que puso en más aprietos a los jugadores de lusos, sin embargo, a pesar del peligro, no lograba marcar ningún gol.

Ya en la segunda mitad, el seleccionador bosnio trató de dar más profundidad al juego de los suyos con la entrada de Muslimovic -que sustituyó a Medunjanin (Valladolid) en su debut en la selección- aunque la primera ocasión fue para el portugués Nani que con un disparo desde dentro del área obligó al portero balcánico a emplearse a fondo.

La selección balcánica descuidaba su defensa y adelantaba líneas buscando el gol, cuando una contra del equipo luso, iniciada por Nani y el luso-brasileño Liedson, dejó a Raul Meireles (Oporto), el mejor de Portugal en el encuentro, sólo ante el portero y de disparo cruzado marcó el 1-0.

El gol dejó aturdidos a los balcánicos, Portugal se vino arriba, y comenzó a jugar con decisión y garra, como no lo había hecho en toda la eliminatoria.

Los portugueses tocaban el balón y llegaban con peligro a la meta contraria, con la confianza de saber que sólo tres goles de su rival podría dejarles fuera del Mundial de Sudáfrica.

Incapaz de superar la muralla defensiva erigida por los lusos, la selección balcánica fue desinflándose y Salihovic, impotente y tras protestar al árbitro auxiliar, fue expulsado.

Gracias a esta victoria de los lusos ante una Bosnia sin ideas, Cristiano Ronaldo, el jugador más caro del mundo, disputará el Mundial 2010 con su selección tras la polémica de su recaída en una lesión de tobillo tras jugar con Portugal sin estar totalmente recuperado.

Ficha técnica:

Bosnia: Hasagic, Nadarevic, Jahic, Pandza, Bajramovic (Berberovi, m.83), Pjanic, Ibricic, Salihovic e Medunjanin (Muslimovic, m.46); Dzeko e Ibisevic.

Portugal: Eduardo; Paulo Ferreira, Ricardo Carvalho, Bruno Alves e Duda; Pepe, Raul Meireles e Tiago; Nani (Edinho, m.72), Liedson e Simão (Deco, m.80).

Goles: 0-1, Min.56: Raul Meireles

Árbitro: Roberto Rosetti (Italia) amonestó a Jahic (m.26), Simao (m.27), Nadarevic (m.37), a Dzeko (m.58) y expulsó Salihovic.

Incidencias: Partido de vuelta de la repesca para el Mundial de Sudáfrica disputado en el estadio bosnio Bilino Polje, en Zenica (a 70 kilómetros de Sarajevo), con capacidad para 15.000 espectadores.