Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Boca y la Copa

“Boca tiene mística copera”. Ese es el cliché que se escucha en repetidas ocasiones cada vez que Boca Juniors gana un partido de Copa Libertadores. Siempre lo dicen, pero más aún este año. Y es que el equipo de Carlos Bianchi está firmando su peor campaña en toda la historia en el campeonato argentino. En 13 fechas, ha ganado un solo partido y está en el penúltimo puesto de la tabla de posiciones. Pero Boca está en octavos de final contra Corinthians, último campeón de la Copa, y ya le ganó el partido de ida. El ‘xeneize’ no puede jugar peor en el torneo local, pero en el campeonato continental le alcanza para vencer al defensor del título. Ahí es que se habla de la mística. Pero la mística no es sólo eso. Los clubes argentinos ya le perdieron el respeto al conjunto de Carlos Bianchi. Incluso en La Bombonera quieren ganarle. Con el resto de los equipos de América no pasa lo mismo. Hay que remontarse al 14 de junio el año pasado. Universidad de Chile era uno de los equipos más temidos del continente… hasta que pisó el gramado del estadio de Boca. Jorge Sampaoli, entrenador del cuadro azul, declaró ser hincha de River y que iba a hacer todo por vencer a su máximo rival. Sus jugadores, al parecer, le entendieron todo al revés. La ‘U’ pareció un equipo del ascenso de Haití y el equipo dirigido por Julio César Falcioni en ese entonces, le pasó por encima. “Los chilenos le jugaron a Boca con los pantalones abajo”, se dijo al otro día en los medios argentinos. Suena vulgar, pero así fue. Anoche, Boca llegó a Brasil con una ventaja. El 1-0 conseguido en Buenos Aires le da la tranquilidad de que con un empate clasificará a cuartos de final. Juan Román Riquelme, máximo ídolo de la historia ‘xeneize’, habló para quitarle la presión de encima a su equipo. “Corinthians es el favorito. Es el último campeón de la Copa”, afirmó el ‘10’. De esta forma, después se podrán excusar que no es un fracaso si llegan a quedar eliminados. Esta noche, además, Riquelme arriesga un trozo de su prestigio. Sin él, Boca venció al ‘Timao’ en La Bombonera. Hoy, lo más probable es que esté desde el arranque. Sin embargo, en caso de una derrota, seguramente la culpa no será de él. Todos los ojos estarán puestos sobre la defensa, punto débil de Boca este semestre. Y ojo, enfrente tendrá a dos delanteros de talla mundial como Alexandre Pato y el peruano Paolo Guerrero. Corinthians tiene un invicto de 18 partidos como local en la Libertadores. Boca, con Bianchi en el banco, nunca ha perdido en suelo brasileño. De seis partidos, ha ganado tres y ha empatados los otros. Más allá de las estadísticas, lo único que cuenta es que Boca está arriba en el resultado. Hoy, a partir de las 8 p.m., hora colombiana, el segundo equipo más ganador de la Copa Libertadores, se jugará la clasificación a cuartos de final frente a Corinthians, un conjunto que a pesar de haberle arrebatado el título en la edición pasada, no deja de respetarlo. Con esa clasificación, el equipo de Bianchi busca salvar el semestre después que en Argentina todos los clubes lo han irrespetado como nunca. Es posible que Boca pase de ronda, pero en caso de hacerlo tendrá una prueba dura. Su próximo rival sería Vélez o Newell’s, dos de los cuadros que menos respeto le tienen en el fútbol argentino. Twitter: @pabloriosg Seguir a @pabloriosg

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO