Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Descensos, selecciones y mujeres

Hay una sobrecarga de fútbol que por un lado hace que un tipo como yo se alegre tremendamente y, por el otro, por el lado vago que todos tenemos, me tiene bloqueado para escribir. Es decir, desciende River Plate, las mujeres de la Selección se estrenan en el Mundial Femenino, la Selección de señores se fue para Argentina dejando una imagen extraña, ya sabemos con quiénes juegan los clubes de la Sudamericana, al campeón Nacional y al prometedor Millonarios el Medellín y Santa Fe les meten en Copa Postobón un 5-1, respectivamente... Como diría Jack el Destripador, o en su defecto Orlando 'el salvaje' Rojas, vamos por partes: El descenso de River Plate en Argentina es una señal de que los grandes no sólo pueden caer, sino que deben ser castigados cuando hacen mal las cosas. El manejo de José María Aguilar, ex presidente del club y en demasiadas cosas un tipo que operó en Buenos Aires tal y como operaba en Bogotá Juan Carlos López con Millonarios (apoyo a las barras bravas, gasto excesivo, destrucción de la cantera, contrataciones inexplicables, compra y reventa de jugadores cuyo dinero nunca se veía), es el gran responsable de lo que es una catástrofe para cualquier entidad. Irse a la B no es bueno para nadie: te obliga a reestructurarte a fondo, a bajar el presupuesto (excesivamente en el caso de un grande como River), a perder jugadores insignia... en Argentina desde hace años se ha tratado de evitar que los equipos poderosos y populares desciendan y por eso se inventaron el sistema del promedio, copiado con la misma idea en Colombia: un grande tiene un año malo, no dos. Sin embargo, River viene mal desde el 2008. Su 2009 fue malo, su 2010 fue una miseria y por eso ahora se va para la B. En Colombia Junior, Millonarios, América y Santa Fe han sido los grandes que más cerca han estado de descender por el promedio, pero todos se han salvado. Incluso el diablo caleño tiene grandes opciones de estar peleando la promoción este año. Ahora bien, en el caso colombiano la situación es diferente pues los tres últimos equipos deberían haber sido castigados hace rato por sus malos manejos administrativos. Claro, Millos ya está en una buena hora y afortunadamente se renovó en lo administrativo y legal, pero hace un par de años estaba incluso peor que el River actual y no descendió. ¿Por qué? Porque en Colombia a los grandes no los van a castigar nunca. Miren nada más el caso del América que, por su situación financiera y legal, ni siquiera debería haber podido jugar el campeonato pasado... ¡pero lo jugó! Acá el castigo es sólo cuando no importa: para la Copa Postobón, que al club le vale nada y que no suma puntos para el descenso, sí lo suspendieron. Una vergüenza... Lo que no sólo no es una vergüenza sino que me parece absolutamente emotivo es lo de la Selección Colombia Femenina. ¿Por qué es que leí en redes sociales y foros algunas críticas a su actuación frente a Suecia en el Mundial? No puedo creer que este exitismo colombiano de quinta, el que hizo que pasaran cosas como las de USA 94, piense que el equipo de mujeres que se viste con la bandera nacional está en Alemania para ser campeón del mundo. En serio, para creer en algo ciegamente o criticarlo con odio profundo primero hay que conocerlo, y esta Selección Femenina es un equipo amateur, con integrantes de las ligas departamentales y estudiantes universitarias, que por lógica no tiene nivel para hacerle peso a selecciones con jugadoras en las ligas profesionales de Europa y Estados Unidos. Claro, en la Sub-20 les fue muy bien, pero es que las otras también eran juveniles y/o aficionadas. En este Mundial es otra cosa; en este Mundial están las mejores jugadoras del planeta. Para que me entienda, el Colombia vs. Suecia de la mañana de este martes es algo así como un duelo entre la selección de la Universidad Javeriana (buen equipo, seguro que puede ser el campeón de cualquier torneo aficionado o universitario a nivel nacional e internacional) y el Borussia Dortmund. Y ojo, cuando juguemos contra Estados Unidos va a ser aún más desigual pues las gringas son algo así como el Manchester United del fútbol femenino. Pedirle a estas guerreras que sean campeonas en Alemania es ridículo. Lo que sí hay que pedirles es que dejen en alto el fútbol femenino colombiano, y de entrada lo que vi fue más que digno: contra Suecia dejaron el alma en el campo, mostraron personalidad, siempre trataron de ir hacia el arco rival (al que era imposible llegar siendo las suecas defensas profesionales, mejor dotadas físicamente, mejor preparadas desde su infancia) y, ojo a esto, tuvieron la pelota y mostraron técnica. Falta experiencia, pero para eso es este Mundial: para aprender, para crecer, para que estas jovencitas vayan creciendo y en la próxima edición peleen algo más. En cambio, este tipo de paciencia no se le puede tener a la Selección de hombres, la que este sábado debuta en la Copa América frente a Costa Rica. Creo que fue el peor partido para empezar el torneo, no porque considere que el rival sea complicado, sino por todo lo contrario: a las Sub-22 reforzada de los ticos hay que ganarle, no puede ser rival para una Selección que pretende ir a un Mundial, y si nos llegamos a complicar, si llega a pasar lo que se vio frente a México en el penúltimo amistoso o volvemos a mostrar ese tremendo problema de definición que se vio frente a Senegal el sábado, será inevitable criticar el trabajo de Hernán Darío Gómez. Por supuesto, los defensores de 'Bolillo' dirán que hay que ser justos, que este equipo apenas lleva dos partidos jugando junto, pero esa es mi principal crítica: ¿qué otra selección de América tuvo unas vacaciones tan largas como las de Colombia? Ninguna. ¿Cuál fue la única selección del continente que apenas jugó dos amistosos antes de la Copa América? La nuestra. Y hay que agregar que los amistosos fueron frente a rivales de poca monta. Sí, estoy de acuerdo con muchos, incluyendo a varios de los jugadores del equipo, que creen que no se pueden considerar favoritos para la Copa. En la Conmebol los favoritos siempre son Brasil y Argentina, y esta vez Uruguay recupera su puesto histórico gracias a lo hecho en el pasado Mundial. Pero si Colombia quiere pelear en la eliminatoria al Mundial esta Copa es la gran oportunidad que tiene para desmotrarles a los equipos de la región que está de vuelta y que tiene jugadores para quedarse con un cupo. Si 'Bolillo' quiere usar la Copa América para preparar la eliminatoria, su objetivo tiene que ser entonces disputar la mayor cantidad de partidos posibles y eso se traduce en llegar muy lejos, en pelear el título. Esta Selección es un equipo con jugadores de mucho peso, prestigio y fama como para ir haciendo ridículos por ahí. Ya es hora de que no sólo las mujeres nos hagan sentir orgullosos... Sígame en Twitter: http://twitter.com/PinoCalad

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO