Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

EL PASADO EN PRESENTE

Si hubieran existido las redes sociales durante la época del racista Miranovic (alma bendita), el experimento Lasarte o el cometero Castelnoble seguramente los borbotones de insatisfacción, pelea entre hinchas y reclamos desaforados hubieran llenado las páginas históricas de las comunidades cibernéticas. El inconformismo de esos momentos sobre el juego deL equipo albiazul y sus desatinados (por decir lo menos) directivos, era la tortura diaria de nosotros los hinchas de Millonarios. Y como Ursula Iguaran decía al ver las locuras repetidas en cada generación: “Es como si el tiempo diera vueltas en redondo y hubiéramos vuelto al principio”. Poco sabe de Millonarios como institución deportiva el nuevo cuerpo técnico. Poco o nada saben del Futbol Profesional Colombiano y sus vicisitudes estos españoles que creen están descubriendo America de nuevo. Claro que serían dignos conquistadores de carabelas y armaduras ya que con puro bla bla bla quieren pasar de agache y cobrar su sueldo como si nada. Y mientras aquí nosotros como aztecas modernos, nos dividimos en mirar si este o aquel es más hincha, en recordarle la progenitora a quienes no protestan como queremos, en formar bandos en pro y contra de jugadores. Allá los virreyes Ortiz y Serpa se pelean por el botín y llenan su corte de lagartos, de chismes y envidias, hasta el punto  que Fernando VII y Napoleon ya hacen apuestas en el más allá, divertidos ante tanta truculencia. Enrique VIII es un hombre centrado al lado de los dueños de Millos que se la pasan cambiando de parecer a como les venga la marea. Lástima que no exista en Colombia una torre de Londres para los señoritos dueños de Millonarios. Las esperanzas de una nueva dirigencia, terminaron en una patria boba con quien a punta de brillantez llego a la junta directiva y hoy se va porque la vanidad de poder es un lastre colombiano. Tanto darse coba el sr Talero que termino dándose escoba así mismo. El domingo la historia nos pone ante el rival odiado otra vez. En medio de la tormenta como ya al parecer es costumbre en la vida azul. Siempre hay conflicto, guerras de poder, peleas entre iguales en el país llamado Millonarios. Estos mercachifles de espejos, baratijas, rotaciones absurdas y 10 cambios de un partido a otro son la esperanza del pueblo azul para el domingo. La fe y la presencia a nuestro querido Campín volverán porque los colores y el escudo es lo que nos llena a los hinchas de Millonarios. Siempre estaremos presentes con nuestro equipo, así las cabezas de los que mandan anden como la de Ana Bolena rodando por ahí sin ton ni son. El domingo unidos en apoyar a los jugadores, para que consigan en la cancha una nueva victoria. Más allá del descontento por todo lo que pasa siempre queremos que Millonarios gane y mejore. No es por los dirigentes o jugadores, es por el amor a Millonarios. Cueste lo que cueste el domingo hay que ganar. O sino que los hijos de la reina Isabel y esos que son felices regalando estrellas en el reino de Castilla, armen expedición de conquista a Afganistan y alrededores y nos dejen tranquilos con esa inocencia llamada: AMOR POR MILLONARIOS. MINUTO FINAL: Si la inflación se midiera por índice de incremento de precios de la zona de comidas del campín, seguramente seriamos Venezuela, mínimo Argentina. Es un abuso: en un año una lechona y una gaseosa valdrán  $15.000. no sean descarados. @MAUGOR MAURICIO GORDILLO  

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO