Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Hablemos de finales

Este miércoles se definirán los finalistas de la Liga Postobón II. Y ojo, nada está escrito porque sí, el 3-0 de Millos fue muy bueno, pero el Junior tiene con qué dar la pelea y clasificar (le metió 4-0 al Quindío, 3-0 a Equidad e hizo 23 goles en 10 partidos como local... aunque también le metieron 14), y claro que el empate de Santa Fe fue valioso, pero Once Caldas ya le ganó este semestre en Bogotá por 1-2. Lo que quiero decir es que aún quedan 90 minutos y ni los hinchas tiburones y blancos se pueden dar por derrotados, ni los azules y cardenales deben hablar aún de final bogotana. Por eso hoy yo voy a contar pequeñas historias de todas las finales posibles, porque esto está abierto, porque los cuatro semifinalistas tienen argumentos para reclamar el título y porque aún nos quedan una fecha para seguir soñando con la final ideal: ¿cuál es la suya? Millonarios vs. Santa Fe: el clásico/final Por los resultados del domingo es de la que muchos están hablando, aunque tal vez en la transmisión televisiva fueron demasiado enfáticos en el tema. Nunca se han enfrentado en una final semestral, pues Millos nunca ha disputado una. Santa Fe estuvo en la del Apertura 2005 cuando fue subcampeón de Atlético Nacional. Antes, cuando los torneos eran anuales y las finales tenían todo tipo de formatos (octogonales, cuadrangulares, hexagonales... así hemos sido siempre) sí se enfrentaron varias veces. La última vez que Millos fue campeón, en 1988, se enfrentó a Santa Fe en el octogonal final de ese año. Los rojos fueron cuartos, detrás de los azules, Nacional y América. Un año antes, en la estrella 12 de los embajadores, los cardenales también fueron rivales en el octogonal final, y esa vez finalizaron terceros, detrás otra vez de los rojos de Cali. Lo realmente curioso de esto, es que la estrella 11 de Millonarios también tuvo a Santa Fe como rival. En 1978 los dos cuadros bogotanos se enfrentaron en el cuadrangular final y para la historia quedó  la vuelta olímpica del 20 de diciembre en la que los azules celebraron el título después de un 3-1 al rojazo. Claro que Santa Fe también sabe qué es ganar una estrella a expensas del rival de patio, y su último título, en 1975, se lo llevó al imponerse en el hexagonal final de ese año, cosa que logró en buena medida a los tres puntos que obtuvo en el doble enfrentamiento con el subcampeón Millonarios (en ese entonces las victorias daban dos unidades). Lo mismo pasó en el cuadrangular final de 1971: Santa Fe sumó una victoria y un empate frente a Millonarios y quedó empatado con Nacional, lo que llevó a un duelo de desempate en el que el primer campeón lo fue por quinta vez. Así que, si se da, sería la primera final/final entre los dos grandes de Bogotá, pero no la única vez que se verían para dirimir un título. Lo raro, lo irónico, es que los últimos títulos de cada uno siempre hayan necesitado la presencia del otro. Junior vs. Once Caldas: la de este siglo Era la final del Apertura 2003 y Once Caldas llegaba como favorito gracias a una gran campaña en la que sólo había perdido tres partidos entre las 18 fechas regulares y los cuadrangulares semifinales. Pero Junior, sin embargo, se veía como un equipo más experimentado y su nómina estaba mucho más curtida en eso de pelear finales. Fue una serie sufrida, reñida y cerrada con un 0-0 en Barranquilla, y los penales aparecían en el horizonte cuando Sergio Galván, el goleador histórico de los blancos, puso el 1-0 definitivo para la segunda estrella para Manizales, la primera en 52 años y medio. La revancha se demoró, pero llegó. En el Apertura 2009 el favorito era Junior, no sólo por su fuerte campaña llena de goles y con un gran poderío como local, sino porque Once Caldas había clasificado como octavo a la instancia semifinal y no alcanzaba a convencer. Incluso la victoria 2-1 en Palogrande parecía corta para viajar al Metropolitano, pero allí, el 28 de junio, el equipo de Javier Alvarez dio la sorpresa y fue aplastante: 1-3 para volver a dar una vuelta olímpica y convertirse en la pesadilla blanca de los tiburones. Antes de estos dos duelos, se enfrentaron en los octogonales finales de 1986 y 1983, y en el hexagonal final de 1976 sin mayor fortuna para ninguno, salvo el subcampeonato juniorista del 83. Millonarios-Once Caldas: cuentas del pasado La historia registra que contra el Millonarios de Pedernera, Di Stéfano y Rossi, ese que se ganó a punta de lujo y espectáculo el apodo del 'ballet azul' no pudo nadie; ni siquiera el Real Madrid de la época... pero lo cierto es que sí hubo alguien que le puso su tatequieto y fue el Caldas. Claro, el Once Caldas nace en 1961, pero en 1950, cuando el equipo azul ya era campeón de Colombia y se convertía en leyenda, el Deportes Caldas, inmediato antecesor de nuestro actual blanco-blanco, dio la sorpresa y acabó, al menos por una temporada, con lo que iba a ser la era dorada del azul. Ese Caldas era una máquina de hacer goles gracias a Julio 'Stuka' Ávila, Segundo Tessori y Carlos Arango, y por eso terminó con 91 a favor en 30 fechas. Pero además era sólido atrás, en donde tenía al ya legendario Víctor Kriscuonas Vitatutas, un lituano enorme que fue algo así como nuestra 'araña negra' por sus atajadas. Millonarios, amo y señor del fútbol colombiano entre 1949 y 1953, sólo tiene una mancha en esa historia y es blanca. Y claro, puede que no fuera el Once Caldas, pero así como todos los títulos de la desaparecida Unión Soviética los heredó Rusia, en Manizales esa estrella del Deportes Caldas pasó a manos del actual equipo cuando el primero se fusionó con el también extinto Once Deportivo. Santa Fe-Junior: esa piedra en el zapato... En Barranquilla no olvidan que Santa Fe le impidió a Junior ser campeón en el 2000. Era la última fecha del cuadrangular final y el tiburón llegó a Bogotá para enfrentarse a un león que tenía que ganar y esperar que América y Tolima empataran para aspirar al título. Con el triunfo la estrella se iba para el Atlántico, era así de simple, y Marquinho abrió la cuenta en el primer tiempo: Junior era campeón. Pero Aldo Ramírez empató en el 65 y, con el 2-0 escarlata en Cali, al rojiblanco le tocó conformarse con el subtítulo mientras los cardenales terminaron cuartos. En los octogonales finales de 1988 también se hicieron daño y ninguno se llevó nada, así como en el 87 y 83. Eso sí, en el cuadrangular final de 1979 Santa Fe se aprovechó de Junior y gracias a eso fue subcampeón del América, y en el 77 el que sacó ventaja fue el tiburón para ser campeón por primera vez. Dos años antes, en la última estrella del rojazo, un 3-0 sobre los barranquilleros había sido definitivo para llegar a la última fecha como líderes del hexagonal final. Comentarios o más historias en Twitter: http://twitter.com/PinoCalad

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO