Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

La decadencia del fútbol colombiano: goles sin ‘sabor’ a café

Bostezos, poco interés y una baja considerable en la afluencia de público a las principales plazas donde se juega fútbol profesional en Colombia, suelen conformar el común denominador desde hace varios años de éste: antes, querido por muchos y ahora, apasionando a pocos. Precisamente, esa minoría –Me incluyo- que aún siente y se desvive desenfrenadamente por el FPC, comienza a preguntarse cómo y por qué ha perdido tanto interés, seguidores, y sobretodo, nivel de juego, viéndose reflejado en las prematuras eliminaciones de los certámenes internacionales, donde no se ha tenido un representante colombiano en una final continental, desde aquel título de Libertadores, obtenido por el Once Caldas ante Boca Juniors en el 2004. Ahora bien, ¿cómo puede existir gran nivel de juego en un fútbol donde se ‘premia’ la mediocridad? Sí, un torneo en el que se juega una fase conocida como el ‘todos contra todos’ a 18 fechas, en que el situado en la octava casilla, tiene las mismas posibilidades de ser campeón como el líder de la competición regular. Caso contrario a otras ligas del continente y el mundo, aquí se juega la instancia de cuadrangulares, donde los principales dirigentes del FPC argumentan y alegan que esto atraerá mucho más público, mejorando las taquillas de los clubes y por ende, un incremento en las finanzas de los mismos, enarbolando por completo lo económico y olvidándose de lo netamente deportivo. Por lo menos, resultaba más interesante, ver –Y gracias al Mundial sub-20 en 2011 y el reciente de Mayores en Brasil, mas no desde una verdadera reestructuración por parte de la Dimayor- un torneo en el que se llegaba a la fase de eliminación directa, jugando cuartos, semifinales y la posterior final, que entregaba al correspondiente campeón ¡Ay Dimayor! Seguido a esto, se hace un llamado a la ‘tarima’ del FPC a los siguientes equipos: América, Bucaramanga, Pereira, Unión Magdalena, Real Cartagena, Cúcuta y Quindío. Clubes, que por tradición han pertenecido a la primera categoría del balompié nacional, ¿y dónde están hoy? Lastimosamente en la B, lo que ha perjudicado en demasía la calidad de la Liga local y ha dado paso –Sin desmeritar- a elencos jóvenes y sin mucha hinchada a la primera categoría como Fortaleza, Uniautónoma, Alianza Petrolera y pare de contar ¿Es atractivo ver un juego entre Fortaleza y La Equidad? Posiblemente no y es eso, de lo que se quejan los seguidores tradicionales del fútbol en Colombia. ¿Se imaginan, cómo sería la B en nuestro país, si se tuviera un sistema de torneo como en Argentina? De seguro, América u otros equipos tradicionales estuvieran de vuelta a su ‘tierra natal’: la primera categoría. Así mismo, los equipos que se encuentran en el actual torneo de la A (Liga Postobón) no poseen grandes planteles, capaces de  encender las ganas de ir un estadio o pegarse a la TV para disfrutar de un espectáculo deportivo, casi ‘invisible’. Esto, porque los oncenos no se refuerzan con jugadores de alto calibre y que le darían más status al FPC. Además, ¿qué se puede esperar de un campeonato donde hay un solo dominador? Ese es Atlético Nacional, vigente tricampeón de nuestro FPC, lo que la vuelve una liga monótona y con único ‘dueño’. Posiblemente y gracias a lo anterior, tanto ha sido el desinterés por nuestro fútbol, que los amantes de este deporte prefieren observar partidos de ligas internacionales y saber más, de torneos como la Premier League, Liga BBVA, Ligue 1 o la Serie A. También se debe, a que los principales medios de comunicación nacional hacen difusión de ellas y obviamente, en este mundo de la comunicación resulta más provechoso hacerlo, ¿o prefiere ver usted, un Manchester Vs. Chelsea a un Patriotas Vs Alianza Petrolera? No obstante, cabe mencionar que en Colombia son pocos los medios con derechos exclusivos de Tv para transmitir la Liga Postobón. Sin embargo, estos hacen poco para su publicidad y les quitan a otros, la posibilidad de darle ‘bombo’ al FPC. De igual forma – Y no podía pasar por alto- florece un problema gravísimo y desde hace años en los estadios de fútbol en Colombia: el enfrentamiento entre barras de los distintos equipos. Por este motivo, muchas familias se han alejado y casi que no asisten a los mismos, por temor a resultar ‘salpicados’ en batallas que si se analizan, no tienen ningún sentido. Si usted es de los barristas violentos y lee esto, pregúntese ¿Qué valor tiene agredir a otra persona con gustos distintos hacia otro equipo que el mío, mientras ‘X’ jugador se gana su salario tranquilamente y yo arriesgo mi vida, dándoles preocupaciones a mis familiares? Sin embargo, varias barras se encuentran en pro de revertir esta situación, aunque no deja preocupar a más de uno que quiera irse un domingo a disfrutar de un plan familiar, pacífico y sin temores, como se hacía antes en las plazas del balompié nacional. En últimas y luego de este análisis de nuestro fútbol, es urgente plantear soluciones que ayuden a salir de la crisis al FPC y por esto, se le hace un llamado a la Dimayor para que piense si en verdad, este sistema de torneo favorece o no al nivel esperado por los seguidores del mismo, ya que suena ilógico ver a la Selección Colombia en el tercer lugar del ranking FIFA y se tenga una Liga con un nivel de juego paupérrimo. Por eso, muchos exclaman: ¡Cómo te extrañamos, Copa Mustang! Si los puntos anteriormente planteados empiezan a contrarrestarse, posiblemente en unos años volveremos a saborear en los estadios del país, goles con sabor a café, con la azúcar en su punto y exquisita aroma. Por: Andrés Felipe Romero Opiniones en Twitter: @anferome

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial