Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Los goles que hay que exigir en la Selección

Aunque Gaston Pezzuti evita los tantos, hace poco dijo una frase que sirve para hablar del potencial de la actual selección Colombia. El arquero de Atlético Nacional apuntó, sin ego argentino, que algunas comparaciones son odiosas y otras son más bien estúpidas. Es cierto. Colombia tiene hoy, como quisiera siempre, a varios delanteros en alto rendimiento. Reconoce que Falcao es su máxima esperanza, aunque no la única. Sabe que la baraja le muestra buenas cartas con Hugo Rodallega, Adrián Ramos, Teófilo Gutiérrez, Jackson Martínez y Dayro Moreno. Los papeles, sin embargo, vienen siendo los mismos de la historia. Es difícil que sea diferente. Argentina, más como local en esta oportunidad, y Brasil serán para la eternidad los más fuertes gracias a sus estrellas. Y es evidente que Colombia, que no va al Mundial desde el ’98 y figuró por última vez en la Copa América en el 2001, ha perdido en los últimos años mucho terreno frente a Paraguay, Chile, Uruguay y Ecuador. No quiere decir esto que Colombia no pueda soñar y, mucho menos, que los jugadores deban seguir al pie de la letra las palabras de Hernán Darío Gómez  acerca de que las Eliminatorias son la prioridad. Este puede ser, de hecho, el inicio verdadero de un camino de renacimiento para la selección. Esa es la cuestión. Pensar en ganar. Comparar una mentalidad ganadora con una mediocre es estúpido, como fue el intento de comparar a Pezzuti con René Higuita; como lo sería comparar a Colombia con Brasil o a Falcao con Tévez. Colombia debe reconocer el potencial de sus jugadores sin sentirse superior ni inferior. Y tiene la misión de hacer varios goles en la primera ronda para quitarse ese inri de pobreza ofensiva. Para eso trabaja el técnico. Para que los jugadores se entiendan. Si es así, se debe derrotar como mínimo a Bolivia y vapulear a una selección costarricense que no despierta temor. ¿Es exagerado pedir que Colombia haga al menos cuatro goles, que son poco, en la primera ronda? El fútbol se trata de eso y nuestra selección no debe ahogarse más en disculpas tácticas y estratégicas en el campo. Hay con quienes anotar. Así unos digan que se va a entrenar a Argentina, muchos entendemos que se puede más. Javier A. Borda Díaz

En Twitter: @javieraborda

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial