Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Papá, no me vuelvas a hacer eso: Falcao García y Yoreli Rincón

Es cierto que la mayoría de padres quieren lo mejor para sus hijos y que sus años y experiencias vividas los convierten en sabios consejeros. Sin embargo, eso no les da derecho a  pensar, actuar, hablar y, mucho menos, decidir por ellos; por lo menos, no cuando sus ‘retoños’ son mayores de edad. Falcao García y Yoreli Rincón, los jugadores más representativos en este momento de las selecciones Colombia, vivieron en carne propia las imprudencias de sus progenitores,  quienes hablaron de más y tuvieron que ser desmentidos por ellos mismos a través de las redes sociales. La primera en sonrojarse  por culpa de su padre fue Yoreli, quien en plenos Juegos Olímpicos de Londres 2012, torneo al que la Selección femenina jamás había asistido en su historia, se enteró que Elberth Rincón, “sangre de su sangre”, al ver que ella no había sido tenida en cuenta durante los dos primeros compromisos del certamen, se fue rastra en ristre contra el técnico del equipo, Ricardo Rozo, a quien acusó de querer perjudicar intencionalmente a la deportista. "Todo esto se debe al resentimiento que existe en el entrenador. Yoreli hacía parte del Club Gol Star de Bogotá y todo estaba dado para que ella jugara en Estados Unidos. Al final la negociación se cayó y terminó jugando en el fútbol brasileño. Eso al técnico no le gustó y a partir de allí empezó a tomar represalias contra mi hija", manifestó en su momento Elberth a la emisora Onda 5 de Bucaramanga. Aunque aún no se ha comprobado la veracidad de las denuncias, y aprovecho este post para pedir que se haga una investigación exhaustiva de las mismas por el bien del fútbol colombiano, ya que hasta ahora no ha pasado nada, sí cuestiono el importuno momento en el que se hicieron. Las acusaciones a destiempo terminaron de sacar de concentración a Yoreli, quien ya no pensaba únicamente en lo que debía hacer deportivamente en territorio inglés sino que, además, vivía pendiente del Twitter para tratar de camuflar las denuncias. "No ha pasado nada, no hay nada que aclarar, todo está bien” y "quisiera estar tranquila y con la cabeza puesta en lo que se debe, no en especulaciones de las personas", fueron los trinos de Yoreli, quien pocos días después del escándalo regresó al país con pocos minutos jugados y mucha pena reflejada en sus mejillas. Algo similar, aunque si se le mira menos grave que el de Rincón porque no se puso en juicio la reputación de una tercera persona, le sucedió esta semana al goleador Falcao García. El padre de ‘El Tigre’, Radamel García, en medio de su efervescencia por las especulaciones que se generaron desde España sobre un posible interés del Real Madrid por su hijo, le manifestó a la emisora Todelar de Colombia que Falcao siempre había soñado con jugar en el club merengue, eterno rival del Atlético de Madrid, al que pertenece y del que es figura el futbolista samario. Cierta o no la afirmación, y sería muy normal que desde niño Falcao sintiera atracción por el Real Madrid, uno de los clubes más prestigiosos del mundo,  Radamel padre parece no haber caído en cuenta que sus palabras le pueden traer muchos problemas a su hijo con la afición ‘colchonera’, con la que hasta hace una semana estaba de romance luego de la obtención de los títulos de la Liga de Europa y Superliga de Europa, torneos en los que ‘El Tigre’ anotó en las finales cinco tantos. Pero más allá de las intenciones futuras de Falcao, que dejó claras también a través de Twitter con el mensaje “mi sueño es seguir ganando títulos con el Atlético de Madrid y clasificar con Colombia al mundial", lo más preocupante es que el jugador se encuentra en plena concentración con el seleccionado nacional para afrontar dos partidos trascendentales por Eliminatorias Sudamericanas, ante Uruguay y Chile. Todo el mundo tiene sus ojos puestos en Falcao, las esperanzas de gol de la ‘tricolor’ recaen sobre él y necesitamos que ‘El Tigre’ ruja con Colombia como lo hace en el Atlético. Sin embargo, queriendo o no, su padre se ha empeñado en desconcentrarlo. Menos mal Falcao ha demostrado mil veces ser muy fuerte mentalmente. Esperemos que la “metidota de pata” de Radamel no borre con el codo lo que su hijo,  con mucho esfuerzo, ha construido con las manos, o mejor, a punta de goles. Juan Carlos Calderón Medina. En Twitter: @Calderon_Medina

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO