Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Se aprovechan del hincha de Millonarios

Sabemos que muchos están pensando en la vuelta olímpica de la Copa Postobón y que esa palabra campeón, tan esquiva en décadas, se quiere gritar con el corazón. Desde la barrera, sin embargo, siento que lo que le hicieron a la afición azul es digno de un sonoro reproche. Ver a Millonarios en El Campín no tiene nada de malo y tampoco buscar dinero en tiempos aciagos. Pero obligar al hincha a comprar un “combo” para poder estar en la final ante Chicó es abusivo. En primer lugar, es abusivo porque el hincha azul generalmente ha respondido a la deficiencia deportiva y administrativa del equipo de los últimos años yendo a las tribunas. Y también abusivo porque igualaron la competencia y los precios de las boletas de dos partidos como si fueran de la misma importancia. Para poder ir a occidental baja en la final de la Copa Colombia (me gustan más los nombres no patrocinados en los torneos) un aficionado tuvo que cancelar 100.000 pesos (sin contar lo que algunos pagaron a intermediarios); 50.000 para la boleta del partido ante Pereira y otros 50.000 para la ya mencionada final. El encuentro frente a Pereira fue pésimo, de bajísimo nivel, no recompensó ni la mitad de esos 50.000 pesos. Millonarios intentó ganar sin esforzarse y lo peor es que casi lo consigue. Bonner Mosquera, que estaba en las tribunas y un día después corrió su partido de despedida , vio la contienda serio, casi absorto. Varios hinchas increparon a los jugadores de casa, que en sábado pensaban en jueves. Uno de ellos dijo, con asidero sobre ambos conjuntos: “son más malos que Caín”. Pasada esa mediocridad, se viene la final, la posibilidad de una nueva conquista y Millonarios y su gente tienen absoluto derecho de hacer la fiesta que quieran con el trofeo, si es que no se equivocan en el objetivo de rematar a Chicó. Muchos critican de antemano a Millonarios por la alegría del posible título y recuerdan, además, la exagerada celebración de Carmelo Valencia en la victoria de la Copa Cafam de 2009. Ahora este torneo es oficial, es diferente. Vale para ir a la Sudamericana. Para los que demandan cosas en contra de la escuadra bogotana y su afición, hay que responder que Chicó y Millonarios fueron mejores que todos en la Copa Colombia. Los demás fueron más perdedores por no llegar ni siquiera a la final. A pesar de estos triunfos de voz en un certamen de poco brillo, el hincha de Millonarios no debe conformarse con tan poco. Puede celebrar a su antojo, gozar, aunque a la vez sería ideal para su suerte que pasara rápido la euforia de un hipotético título. El corazón del aficionado de Millonarios es grande para emocionarse fácilmente esta vez, merece la alegría, pero la cabeza tendría que decirle que el camino termina mucho más arriba, que falta construir un equipo de mejores jugadores y que, sea cual sea el resultado de la final contra Chicó, mejores resultados. Porque se puede ser campeón de la Copa Postobón y tener miedo del descenso. Eso es un completo desatino. El mejor “combo” que deben ofrecer los directivos de Millonarios a sus hinchas es la estrella 14 e ilusionarlos con una figuración en la Copa Libertadores. Lo demás sirve para sonreír un rato, pero no para morirse de la risa. Para seguirme en Twitter: @javieraborda

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO