Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopopup.png
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Si somos hinchas del Junior, ¿por qué no lo demostramos?

Todo hincha de Junior se siente orgulloso de su equipo. ¿Y cómo no? Son 90 años con una historia inmensa, maravillosa y llena de mucha magia. Junior viajó en representación de Colombia a la primera edición del Campeonato Sudamericano (lo que conocemos hoy en día como copa América) . Era el mejor equipo del país y por tal motivo la Adefútbol le asigno la responsabilidad de representar a la nación. Junior solo tenía jugadores colombianos, entre ellos a los dos mejores de la época: Roberto Meléndez y Romelio Martinez. Cómo olvidar que en Junior jugaron dos de los más grandes jugadores de la historia del fútbol de Brasil. El gran y polémico Heleno y el majestuoso Dida. Cómo olvidar nuestro primer título de la mano de Verón, que no solo jugaba sino que también dirigía. Cómo olvidar que dimos vueltas olímpicas en Cali, Bogotá y Medellín. Sí, los amargamos. Cómo olvidar los títulos de 1993 y de 2004, denominados por los expertos como los más sufridos y disputados de la historia del fútbol colombiano. Cómo olvidar que cuando el DIM celebraba con collares de arepas, un muchacho de apenas 20 años eludía a Oscar Córdoba y hacía que centenares de hinchas invadieran la grama del templo del fútbol. Cómo olvidar el gol de Ribonetto... Ese gol que hizo que el alma volviera a nuestro cuerpo. Cómo olvidar la magia de Didí, de Carlos Valderrama, de Uribe, de Ferreira, de Pacheco, de Omar Pérez, de Marquinho, de Giovanni Hernández. Cómo olvidar los goles de Iván Rene, de Montesinos, de "Triofilo" o del gran Carlitos Bacca. Cómo olvidar que en la historia reciente fuimos finalistas en 2009, campeones en 2010 y 2011 y finalistas nuevamente en 2014. Cómo olvidar los grandes momentos que uno pasa en el estadio. Junior, amigos, emoción, nervios, desahogo. Cómo describir esos segundos después de ver un gol de Junior. Segundos en los que te abrazas con el primero que se atraviese así sea un desconocido. Y si Junior nos ha brindado tantas alegrías, ¿por qué no retribuirle todos comparando el abono? Como decía el finado Díaz, se las dejo ahí. PD. 1 Yo ya pagué mi abono y vivo en Barrancabermeja. Lo pagué porque amo al tiburón, porque amo esos colores y porque siempre voy a querer lo mejor para el rojiblanco. PD. 2 No me importa si llega o no llega otra contratación, somos hinchas de Junior. Por: @insolado

En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial En GolCaracol.com toda la información del fútbol mundial