Noviembre 7, 2018

Hoffenheim, con 10 jugadores, empató 2-2 con Lyon por Champions League

Hoffenheim rescató un punto, pero sigue sin ganar en Champions League. Foto AFP.

El conjunto alemán dio toda una lección de supervivencia al arrancar un punto del estadio lionés que le mantiene en vida en su primera participación en la máxima competición continental.

El Olympique de Lyon desaprovechó este miércoles una ocasión de oro para acercarse a los octavos de final de la Liga de Campeones al conceder un empate ante un Hoffenheim que logró remontar dos goles jugando con diez prácticamente toda la segunda parte.

El Olympique mostró una falta de puntería alarmante en ataque y unas carencias defensivas que desquiciaron a su público que despidió al equipo con una tremenda pitada.

Ante la debilidad defensiva que ya llevaba mostrando el Olympique en los últimos partidos, Bruno Genesio apostó por reforzar la zaga con un sistema de tres defensas centrales y dos laterales, una configuración inédita esta temporada.

Mientras que Julian Nagelsmann apenas modificó su planteamiento con respecto al partido del pasado sábado en el que sus jugadores golearon al Bayern Leverkusen a domicilio (1-4).

Lea acá: El gesto provocador de José Mourinho tras la victoria 1-2 de Manchester United sobre Juventus

Los locales arrancaron el encuentro desorientados por el cambio táctico e imprecisos dado que en las últimas jornadas les han llovido las críticas por su errático juego.

El Hoffenheim trató de aprovecharse y encerró a su rival en su área durante el primer cuarto de hora sin por ello crear buenas ocasiones de peligro.

El Olympique se mantuvo firme, ajustó las líneas y comenzó a armar contraataques con un Nabil Fekir muy inspirado. El internacional francés fue el encargado de abrir el marcador.

En el minuto 18 un misil de Mendy golpeó en el larguero y tras varios remates que logró desviar el portero el balón quedó a los pies de Fekir y canterano lionés no perdonó.

El once alemán reaccionó y a los cinco minutos estuvo a punto de empatar. Belfodil se quedó sólo ante Anthony Lopes pero su disparo a bocajarro lo paró de manera milagrosa el guardameta portugués.

El susto reactivó a los jugadores del Olympique y a punto de cumplirse la media hora de juego ampliaron la ventaja en el luminoso.

De nuevo Benjamin Mendy fue clave en el gol gracias a una buena internada. Su pase atrás encontró a un Tanguy Ndonbelé completamente sólo y éste envió el balón al fondo de la red con la fortuna de que el balón tocó en el capitán alemán Vogt dejando al portero totalmente vendido.

Con el segundo gol en contra el Hoffenheim trató de reducir distancias, pero nuevamente Lopes fue determinante al parar un gran disparo de Demirbay.

Vea acá: Mario Yepes y un 'caño' que quedó para la historia de los Boca Juniors vs. River Plate

Tras el descanso el Olympique salió a matar el partido y casi lo consigue rápidamente dado que a los cinco minutos Fekir le rompió la cintura a Nuhu y el ghanés le derribó para evitar que se internara sólo en el área. Una falta que le supuso la segunda amarilla.

El conjunto francés se las prometía felices. Tras anular el árbitro un gol a Denayer y después de que el portero alemán detuviera con una gran parada un buen tiro de Fekir, el gol del Olympique parecía cuestión de minutos.

Pero fue el Hoffenheim en un ataque orgullo al verse ya eliminado el encargado de marcar. Kramaric se deshizo de Tousart en medio campo se plantó en la frontal del área y con un disparo raso pegado al palo superó a Lopes.

Los nervios se instalaron entonces en el campo lionés. Kranaric poco después con un remate de cabeza cortó la respiración a los hinchas locales. Lopes con una gran estirada les ahorró el disgusto.

El último cuarto de hora del partido se convirtió en un correcalles. El Olympique contó con incontables ocasiones para cerrar el partido, pero no lo consiguió bien por Baumann, muy seguro bajo los palos todo el encuentro, o por la falta de puntería de sus delanteros, con un Memphis Depay especialmente desacertado.

El holandés al ser sustituido por Traoré cuando faltaban 5 minutos fue despedido con una sonora pitada.

Y cuando a falta de un minuto para el final del tiempo reglamentario ya se esperaba que el conjunto alemán tirara la toalla apareció Kaderabek y marcó el empate al recoger un centro en el área totalmente sólo. Un error defensivo más lionés que provocó la euforia de la hinchada germana y heló el estadio sacando los colores al Olympique que se ve abocado a luchar hasta el final para alcanzar unos octavos a los que no accede desde hace ya 7 años.

Descargue aquí completamente gratis la aplicación de Gol Caracol Resultados

Temas relacionados: