Septiembre 12, 2017

La libertad de James Rodríguez que agradece el Bayern Múnich

El volante tuvo un buen debut en la Champions. Fue titular, se movió por todo el frente del campo buscando espacios y demostró gran estado físico. Le faltó el gol.

El colombiano James Rodríguez mostró este martes una cara renovada en su debut como titular en la Liga de Campeones con Bayern Múnich. Ninguno de los tres goles del triunfo 3-0 sobre el difícil Anderlecht lleva su nombre (marcaron Lewandowski, Thiago y Kimmich), pero el despliegue físico, la movilidad por el frente de la cancha y las múltiples opciones de pase que descubrió le otorgaron crédito para tener más minutos y protagonismo en lo que viene.

El colombiano encontró en el francés Franck Ribéry a su socio ideal. Entre los dos se buscaron sobre el sector izquierdo. Fueron varios los pases filtrados que James le puso. A la pareja le faltó el premio del gol como reconocimiento a su trabajo.

Diferente fue la situación de Rodríguez con Arjen Robben y Robert Lewandowski. No se encontraron tanto en el terreno como deberían. Inclusive, con Lewandowski se disputan los cobros de tiro libre. El primero del juego se lo quedó el polaco: su disparo se estrelló en la barrera. El segundo lo pidió James: pasó por arriba del arco.

Para destacar del volante cucuteño, además del estado físico, el orden en la cancha. Sus proyecciones en el ataque siempre fueron al espacio, mirando el sector libre y dependiendo de los movimientos de sus compañeros.

Lea también: Felipe Pardo anotó doblete, en derrota de Olympiacos 2-3 frente a Sporting de Lisboa

Tuvo dos opciones para marcar gol. Primero, en un centro de Ribéry que cabeceó al portero y luego, un remate cruzado que pasó cerca del palo. Fue su última jugada en el partido.  

James jugó libre. Fueron 84 minutos en los que el colombiano demostró que entre más actúe mejor lo hará. Actitud tiene y fútbol, le sobra.

Lea también: ¿Para qué están los colombianos en Champions y Europa League? Acá le contamos