Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo notificaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

De casi quedar en el limbo, a finalista de Champions League: nuevos detalles de la vida de Luis Díaz

Fernel Díaz, entrenador de 'Lucho' en sus inicios, contó anécdotas, las dudas que había, cómo lo sorprendió y las 'maromas' que hicieron para no perder a ese talento.

Luis Díaz, jugador del Liverpool, de Inglaterra
Luis Díaz, jugador del Liverpool, de Inglaterra
Getty Images

Humildad, sencillez, profesionalismo y disciplina son tan solo algunos de los valores que los allegados a Luis Díaz resaltan al momento de hablar del guajiro. Y es que, como bien lo han expresado varias voces, estas han sido las claves para llegar a donde se encuentra, en la actualidad.

Ser figura en cada una de las instituciones donde ha estado, ganarse el cariño de la gente, recibir elogios de compañeros y prensa y tener el respaldo de cuanto cuerpo técnico lo ha dirigido, no ha sido ninguna casualidad. El colombiano ha hecho las cosas de buena manera y va por más.

Publicidad

De hecho, este sábado 28 de mayo, estará presente con Liverpool, en la final de Champions League, frente a Real Madrid, donde espera brillar, 'romperla', comandar a su equipo y lograr su primera 'Orejona'. En caso de conseguirlo, escribirá su nombre en las páginas doradas de nuestro fútbol.

Eso sí, no ha sido nada fácil ese camino; y no hablamos de las pruebas superadas en este certamen, sino de lo que vivió a lo largo de su vida. Fueron varios momentos complejos, pero que no fueron impedimento ni excusa para seguir luchando por sus sueños. La importancia de tener los objetivos claros.

Así nos lo contó, en entrevista exclusiva con Gol Caracol, Fernel Díaz, uno de los primeros entrenadores que tuvo Luis Díaz, en sus inicios en el Barranquilla Fútbol Club y Junior de Barranquilla. Entre sus consejos, dudas, decisiones desesperadas, anécdotas y más, fue pieza fundamental en el desarrollo del futbolista.

¿Cómo fue ese primer contacto con Luis Díaz?
"En enero de 2015, cuando llega a las pruebas, yo hacía parte de la coordinación de divisiones menores, el entrenador para ese entonces era Alex de Alba, y en ese mes se hacen las veedurías. Allí, es cuando llegan algunos muchachos de diferentes partes del país a mostrar su fútbol y 'Lucho' fue uno de ellos. Ahí, lo ví por primera vez."

Publicidad

¿Qué impresión hubo en ese momento?
"Creo que, desde el primer día que lo conocimos, entendimos que había un enorme talento. En ese enero de 2015, inició su proceso. Como era un muchacho de prueba, tenía que demostrar todas sus condiciones. Ahora, era muy delgado, pero con mucha habilidad y eso fue lo que nos terminó descrestando en medio de esas pruebas".

¿Siempre tuvieron claro que Luis Díaz haría todo esto?
"Era muy flaco y generaba ciertas dudas sobre su proyección profesional porque llegó a los 18 años y, sobre el papel, a esa edad, ya comienza a verse si alguien puede o no ser futbolista y 'Lucho', desde el punto de vista físico, no daba las mejores sensaciones. Sin embargo, eso fue cambiando con el paso de los minutos en cancha."

Publicidad

¿En qué momento cambió la opinión?
"Lo que pasa es que en el Barranquilla F.C. y el Junior de Barranquilla miramos más que todo la habilidad del jugador y eso llamó la atención; por eso, lo aceptamos, lo inscribimos en el equipo y decidimos que iniciara su proceso. Gracias a Dios, se dieron buenos resultados y todo se fue encaminando de muy buena manera".

¿Cuándo empiezan a ver su despliegue de magia?
"Cuando arranca a competir en los diferentes torneos y marca diferencia. Llegó en enero, lo inscribimos en los certámenes en marzo, que eran locales, y desde ese momento mostró su condición, siendo influyente, ganando los duelos, dejando a sus rivales con gambeta y entendimos que podía hacer grandes cosas".

¿Cuál era su mayor diferencial con relación a los demás?
"Era delgado, es cierto, pero en el juego era habilidoso, inteligente, sabía en qué momento tomar cada decisión, haciendo las cosas correctamente. Era llamativo que, recién iniciando un proceso, entendiera a la perfección, cuándo dar un pase y cuándo encarar; desde ahí, se veía que era un hombre sabio en la cancha".

Más allá de lo deportivo, ¿Qué resalta de su personalidad?
"Humilde, profesional, disciplinado y siempre fue uno más. Pese a que fue el mejor en las diferentes categorías, nunca se creyó más que el resto. Ahora, resalto su disciplina y perseverancia porque venir hasta acá a luchar por sus sueños, no era fácil. Además, se adaptó rápido y, de una, se impuso sobre los otros, que llevaban un proceso de años".

Publicidad

¿Algún recuerdo en particular con Luis Díaz?
"Muchos partidos donde marcó diferencia; cuando jugaba en la Sub-20, nos deleitaba con goles, sacándose a tres o cuatro. Lo disfrutábamos, en verdad. Ahora, algo que recuerdo es que, en 2015, los torneos federativos Sub-20 eran año 1995 y él era 1997, y el torneo Difutbol Sub-17 era categoría 1998, entonces estaba en el medio y tocó hacer 'locuras' (risas)".

¿Qué clase de 'locuras'?
"Al no existir su categoría, decidimos abrir un torneo de su año para que compitiera porque si no lo hacía, tenía que irse del club. Se abrió la Sub-18 para que 'Lucho' jugara torneos locales. A los cuatro meses, Melquisedec Navarro, encargado de la Sub-20, se lo lleva y lo inscribe para que compita a nivel nacional. Fue una decisión que se tomó para no perder a esa joya."

Publicidad

Recién habló de que "se adaptó rápido", algo que también pasó en Liverpool, ¿A qué cree que se debe esto?
"Eso hace parte de su historia y forma de ser. Siendo Sub-18, encajó en la Sub-20; luego dio el salto al Barranquilla F.C. y no le costó; allí, hace dos semestres y pasa al Junior, donde tiene un gran debut, hace un torneo extraordinario, va a la final de Copa Sudamericana, entra en un equipo fuerte, con Teófilo Gutiérrez y Yimmi Chará, en fin; es innato."

Dicho eso, ¿Por qué a él no le cuesta encajar?
"Por su talento, habilidad y forma de ser. Eso le ayuda. Mire lo que hizo en Porto, Selección Colombia y, ahora, Liverpool. Su disposición en la cancha también ayuda bastante, por ejemplo lo que hace en Inglaterra, donde no solo valoran lo que hace en ataque, sino también en defensa, lo cual se le fue enseñando desde acá. Qué bueno que Liverpool aplauda eso".

¿Cuál fue ese consejo que le dio y que considera dejó huella en Luis Díaz?
"No solo yo, sino la institución y las personas que tuvimos que ver con su formación, siempre le dimos confianza y nunca lo limitamos por el hecho de que fuera delgado o tuviera una debilidad física. Además, jamás le cohibimos su regate, magia e inspiración; siempre lo dejamos ser."

Y en la cancha, ¿Alguna corrección que le haya servido?
"Cuando llegó, se desempeñaba como volante creativo, detrás del '9', pero aquí se decidió orientarlo a jugar por la banda izquierda, con perfil cambiado, tal y como lo hace en la actualidad. También, como lo decía anteriormente, el hecho de que se le inculcó el dar una mano en defensa y no solo pensar en el ataque".

Publicidad

¿Ha hablado con él?
"Tuvimos la oportunidad de hablar, cuando recién llegó de la Copa América. Desde entonces no tanto. Cuando estaba en el Porto, sí hablábamos mucho porque su hermano está en Barranquilla F.C., entonces siempre estaba pendiente de él, de su nivel y rendimiento. También cuando no tenía comportamientos correctos, aparecía 'Lucho' y daba una mano corrigiendo".

¿Luis Díaz ya tocó techo?
"Todavía le falta mucho y ojo porque esto no lo digo ahora porque está en Liverpool, sino que siempre he confiado en todo su talento y capacidad. Quienes lo conocemos y vimos jugar desde que inicio, sabemos que no tiene techo; lo veo en el Top 5 de los mejores jugadores del mundo. Espero que gane la Champions League y que nos pueda llevar a un Mundial".

Publicidad

⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial ⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial