Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo notificaciones
Active las notificaciones para estar siempre informado del fútbol nacional e internacional con Gol Caracol.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

"Luis Sinisterra se me perdía por todos los lados y yo ya sabía que lo iba a buscar a las canchas"

Martha Lucumí, mamá del jugador del Feyenoord, habló con Gol Caracol y contó la historia del jugador que afrontará la final de la Conference League europea.

luis-sinesterra.jpg
Luis Sinisterra, jugador colombiano del Feyenoord
- Twitter

Este miércoles se llevará a cabo la final de la UEFA Conference League, en Tirana (Albania). Feyenoord, que tiene al colombiano Luis Sinisterra, enfrentará a la Roma, dirigida por José Mourinho, para conocer el primer campeón de la competencia.

El club del nacido en Santander de Quilichao, accedió a esta fase luego de superar 3-2 al Olympique de Marsella, mientras que su rival, el cuadro de la capital de Italia se impuso 2-1 sobre el Leicester.

Publicidad

Precisamente, para hablar sobre el futbolista nacional del conjunto neerlandés, Gol Caracol contactó Martha Lucumí, su mamá, quien nos contó detalles de cómo fue el inicio de la carrera de quien hiciera parte del Once Caldas, momentos de su infancia y sus primeros pasos en el deporte.

¿Desde cuándo recuerda el gusto de Luis Sinisterra por el fútbol? ¿A qué edad empezó?
"El segundo hijo mío, Guillermo Andrés, también jugaba fútbol y él empezó a querer ir a las canchas. No lo recibieron hasta los cuatro años y siete meses, pero él le decía al profe Mauricio cada rato: “ya voy a cumplir los cinco”. Entonces lo dejó entrar porque cada vez que lo veía le decía lo mismo".

¿Es cierto que usted lo castigaba mucho y no lo dejaba ir a entrenar cuando se portaba mal?
"Luis era bastante inquieto. Había condiciones en la casa y había que cumplir reglas. Él se me perdía por todos los lados, yo ya sabía que lo iba a buscar a las canchas. Nosotros vivíamos en el barrio Dorado dos, de Santander de Quilichao y allá todos me recuerdan por la gritadera diciendo: “Lucho, Lucho”".

¿Cómo fue la infancia de Luis?
"Le tocó la infancia a mi lado, estábamos en el proceso de separación y él estaba muy pequeño. Yo trabajaba en la escuela Rafael Tello y me lo llevé para allá. Siempre se hacía la semana deportiva y el curso de él, transición, le ganó una vez al grado cuarto, que ya era de siete y ocho años. Era un grupo bueno y el que sobresalió fue ‘Luchito’. "De la puerta hacia afuera soy su mamá y de la puerta hacia adentro, no tengo nada que ver con usted”, le decía yo. En tercero de primaria, el profesor Reyes hizo un compromiso con él. Le dijo: “Si terminas las tareas y haces las cosas rápido, te dejo salir”. Entonces Luis siempre era el primero en terminar, para irse a jugar a la cancha. Gracias a Dios, nunca nos tocó el problema de la violencia. Casi siempre se daba a las orillas, en el Palo y Caloto, donde se fue a jugar después".

Publicidad

¿Y cómo llega Luis a Caloto?
"Mi hijo Guillermo Andrés seguía jugando fútbol y estudiaba en Caloto. Él tenía una auditoría de la escuela Aston Villa e iban a escoger varios jugadores. No me gustaba mandarlos solos, entonces acompañé a ‘Guillo’ y llevé a ‘Lucho’. Luis “no podía ver un balón”, entonces se metió a la cancha y cogió uno, para ponerse a hacer ‘veintiuna’. En esas, un profesor preguntó: “¿ese niño quién es?, lleva rato con el balón y no se le ha caído, ¿cuántos años tiene?”. Luis tenía siete años y por él crearon la categoría de esa edad, porque no existía. Entonces lo sacamos del Independiente Santander de Quilichao y lo metimos en el Colo Colo Caloto, como se llamaba la escuela".

Me imagino que su influencia fue muy importante para que no se decidiera ir por malos caminos...
"Las amistades influyen mucho. A mí me decían que era muy ‘jodida’, pero a me tocaba ser papá y mamá. Yo les di mucho ‘látigo’, si decía “no salen”, no salían y si lo hacían, los encontraba donde estuvieran. Por cuidarlos, nos fuimos para Jamundí, porque a Luis se lo llevaron para él Boca Juniors de Cali y él hasta ahora iba a cumplir nueve años. Mi hija estudiaba en la Universidad del Valle y teníamos la colaboración del tío. Buscamos un lugar neutro, donde yo pudiera ir a visitar a Guillermo Andrés a Santander de Quilichao y mi hija pudiera estar cerca".

Publicidad

De esa manera, doña Martha recreó los primeros pasos en el fútbol de Luis Sinisterra, quien este miércoles 25 de mayo podría entrar en la historia como otro colombiano ganador en torneos de clubes en Europa. Y seguramente ahí estará pendiente de él, su mamá, su protectora y soporte en ese vertiginoso ascenso en su carrera deportiva.

⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial ⚽ Síganos en Google Noticias con toda la información del fútbol mundial