Septiembre 19, 2017

Se ‘destapó’ James Rodríguez con el Bayern Múnich, en la Bundesliga

AFP

El colombiano disputó su primer partido completo con el conjunto ‘bávaro’ y le respondió a la confianza del técnico Carlo Ancelotti con un gol y una asistencia. Además, ocasionó un penal a favor.

Bastaron pocos minutos para que James entrara en confianza en el Veltins-Arena, casa del Schalke 04. Pronto se convirtió en dolor de cabeza para la zaga local con desborde por la banda izquierda y centros al área.

James Rodríguez on Twitter

Aunque el primer gol fue convertido por Robert Lewandowski, al 25’, dos minutos antes el cucuteño había propiciado la pena máxima, ya que su habilitación fue truncada por la mano del brasileño Naldo.

Vea también: Falcao García rompió un récord de 40 años, en la Ligue 1 francesa

En un principio se había decretado tiro de esquina, pero los reclamos de los jugadores visitantes llevaron a que el árbitro Marco Fritz consultara el VAR y retractara su decisión inicial.

La presión del Bayern Múnich en ataque era tal que forzaron el error en un saque de banda, el francés Corentin Tolisso vio solo a James Rodríguez en el área y lo asistió, por lo que el ‘10’ de la Selección Colombia tuvo tiempo para desenfundar su zurda y anotar el 0-2 parcial, al 29’.

Antes de que llegara la “mágica asistencia”, como fue calificada por el Bayern en su cuenta en español, que James le hizo al chileno Arturo Vidal para que decretara el 3-0 final a 15 minutos de que se acabara el encuentro, el ex Real Madrid le puso pases claros a Sebastian Rudy y a Thomas Müller, éste último estrelló un cabezazo en el vertical tras un centro del colombiano.

En los tres goles participó James Rodríguez y por poco pone a festejar nuevamente a los hinchas ‘bávaros’, cuando recibió una habilitación de Müller que definió de primera desde el punto penal, pero el arquero Ralf Fährmann apeló a sus reflejos para ahogar el grito de gol.

Ahora la cita es este viernes en el Allianz Arena, a la 1:30 p.m. contra Wolsburgo, duelo que el Bayern Múnich quiere superar para llegar con el ánimo arriba al juego del próximo martes contra el París Saint-Germain, por la Champions League.