Octubre 18, 2017

Wilmar Barrios fue operado y en Boca esperan que vuelva frente a River

Foto: Twitter @BocaJrsOficial

El volante colombiano quien milita en el líder de la Superliga argentina, fue operado este miércoles de una fractura en el dedo medio de la mano izquierda y se espera que regrese para el superclásico del 5 de noviembre contra River Plate.

El mediocampista de la selección colombiana fue intervenido en la noche “por el doctor Eric Christophersen de una fractura en el tercer metacarpiano en la mano izquierda”, informó Boca en un comunicado, y amplió que “la fractura quedó reducida de forma satisfactoria”.

La lesión que Barrios sufrió se produjo durante el segundo tiempo del partido que Boca le ganó el domingo pasado a Patronato de Paraná (2-0), y le impedirá disputar el encuentro que el líder del campeonato argentino disputará el 29 de este mes contra Belgrano de Córdoba por la séptima fecha.

Vea también: “Quiero aclarar que acá no hay divisiones con Andrés Pérez”: Mayer Candelo

De acuerdo con la evolución, en el cuerpo técnico de Boca confían en que Barrios, uno de los pilares en la formación titular ‘xeneize’, esté en condiciones de jugar en poco más de dos semanas en el estadio Monumental contra River, en un duelo decisivo para el puntero del torneo, que le lleva seis puntos de ventaja a sus seguidores, entre ellos el equipo ‘millonario’.

Si bien la recuperación de una fractura de este tipo demanda entre tres y seis semanas, en Boca aspiran a que el volante colombiano pueda entrenarse desde el lunes próximo, para lo cual se empleará una férula de plástico en el dedo afectado, a modo de precaución.

Lea acá: “No necesitamos ser amigos”: Cavani sobre Neymar y sus demás compañeros

“Soy optimista, quiero recuperarme para estar pronto. No jugaría ante Belgrano y apunto al clásico contra River. Es la primera lesión que tengo y es en la mano. Tengo un poco inflamada la zona, es complicado jugar y tener contacto”, había dicho el mediocampista ‘cafetero’ antes de ser operado.

La lesión de Barrios se produce en un momento en el que Boca viene de sufrir otra baja importante en el mediocampo, ya que el habilidoso Fernando Gago sufrió una grave lesión jugando para la selección argentina, y estará más de seis meses al margen de las canchas.