Blog:

Junio 17, 2019

La emoción de la Copa América solo está a las afueras y dentro de los estadios

Autor:

Estadio Morumbí, escenario de la Copa América en Sao Paulo. foto: AFP

Estadio Morumbí, escenario de la Copa América en Sao Paulo. foto: AFP

Han sido unos cuantos días en tierras brasileñas, cerca de una semana, siguiendo a la Selección Colombia, a los hinchas y en general al fútbol; sin embargo, no todo ha sido fútbol y no todo es fútbol en Brasil, propiamente en Sao Paulo.

Claramente no se puede generalizar. El pasado sábado estuve en Salvador de Bahía, una ciudad que, a diferencia de la cosmopolita capital paulista, se siente mucho fútbol en el aire, también ayudó Colombia con su victoria 1-0 a Argentina.

Pero me he sentido un poco extrañado de Sao Paulo; una ciudad que tiene muchos equipos, pero los más tradicionales son Sao Paulo FC, Corinthians y Palmeiras; eso sí a las afueras de sus imponentes escenarios se palpita historia pura.

Si nos vamos a recorrer el resto de la ciudad, como decía Héctor Lavoe, “es una selva de cemento”, sus avenidas son eternas, como si se tratara de una Carrera 30 de Bogotá multiplicada por cuatro o una Regional de Medellín por seis; ¡IMPRESIONANTE!

Claro, no he tenido el placer de conocer una favela, ni creo que lo vaya a hacer, tenía la esperanza de hacerlo, pero los mismos ciudadanos dicen que es mejor no hacerlo; pero, gran parte de la ciudad es hermosa.

Al fin y al cabo, lo que nos reúne en este texto es el fútbol. Balompié que solamente se siente en los estadios o a las afueras de ellos, o tal vez en las camisetas de los hinchas de selecciones rodantes por ahí.

Andando por la calle uno se da cuenta que cada persona va particularmente en su mundo, que poco o nada le interesa lo que le sucede al otro.

Todos y todas, me atrevo a decir que casi toda la sociedad paulista sabe de fútbol, sabe quiénes son los jugadores de su selección de Brasil, está enterada de la Copa América, pero solo quiere saber de ello cuando juega su país.

El partido de Colombia contra Argentina fue concurrido por los hinchas de ambas escuadras y por aficionados locales, que tenían como objetivo ver jugar al astro del Barcelona.

Habrá que esperar a ver si el juego de Colombia frente a Catar será concurrido, que no creo, pero ojalá haya muchas almas vibrando en el Morumbí.

No se los voy a negar esperaba más fútbol, no se ha dado en Sao Paulo, pero sé que en otras ciudades se dará.

Comentarios