Abril 3, 2019

El duelo de históricos fue para Peñarol: le ganó 0-1 a Flamengo, que tuvo a Gustavo Cuéllar

Gustavo Cuéllar en acción contra Peñarol. Foto: Bruna Prado Getty Images.

Los uruguayos sacaron un gran resultado en pleno estadio Maracaná contra el ‘Fla’, al ganar por la mínima diferencia y ubicarse como líder del Grupo D, de la Copa Libertadores.

El Peñarol uruguayo, con un gol de Lucas Viatri a dos minutos del final, se impuso este miércoles por 0-1 al Flamengo y lo desplazó del liderato del Grupo D de la Copa Libertadores. Gustavo Cuéllar jugó los 90 minutos y Fernando Uribe entró al 87.

Con su victoria a domicilio, el Peñarol acumuló seis puntos, los mismos que el Flamengo, al que aventaja por la mejor diferencia de goles. A continuación con 4 puntos está Liga de Quito y con uno el San José boliviano.

El conjunto carioca, que esperaba sumar su tercera victoria seguida en la Libertadores y dejar encaminada la clasificación a octavos de final, no consiguió superar la barrera erguida por el visitante, rocoso en defensa, con sólo un jugador en punta, y a la expectativa de los contragolpes.

Pese a contar con el apoyo de la gran mayoría de los 66.716 espectadores que impusieron un nuevo récord de público en el Maracaná, el Flamengo no sólo no consiguió descifrar el cerrojo del Peñarol sino que terminó encajando un gol al final del partido.

El club más popular de Brasil comenzó dominando el partido gracias a los espacios dados por el Peñarol, que tan sólo alineó a Darwin Núñez como delantero.

Con el conjunto uruguayo parado atrás, el Flamengo tuvo dificultades para llegar a la portería defendida por Dawson y tuvo que tener mucha paciencia y depender de las genialidades de Diego para intentar abrir el marcador.

Más de Copa Libertadores: Un frío boliviano pasó por Ibagué: Tolima empató 2-2 contra Wilstermann

En uno de las primeras jugadas de peligro, en el minuto 12, Gabriel Barbosa 'Gabigol' recibió un pase de Diego y cruzó hacia la izquierda pero el balón pasó por el lado de fuera del poste.

Hasta el minuto 15, pese a tener el balón en sus pies el 60 % del tiempo, el Flamengo sólo hizo dos disparos contra la portería rival.

El conjunto carioca, pese a que concentró su juego por la derecha con Everton Ribeiro y el lateral Pará, volvió a generar peligro en el minuto 30, nuevamente con Gabigol, que casi sin ángulo por poco consiguió abrir el marcador.

En los últimos quince minutos del primer tiempo, el Flamengo se lanzó al ataque, con jugadas peligrosas de Everton Ribeiro y Bruno Henrique, pero el Peñarol supo defenderse.

El club uruguayo aprovechó la ansiedad del Flamengo para salir en contragolpes, en uno de los cuales, a los 40 minutos, por poco consigue su primer gol, pero Diego consiguió una atajada milagrosa luego de que Canobbio recibiera sin marca un pase de Rodríguez.

Pero el Flamengo respondió y en los minutos de descuento obligó a Dawson a convertirse en héroe al atajarle una cabeceada de Bruno Henrique en la jugada más peligrosa del partido hasta entonces.

La jugada asustó a cientos de hinchas del Peñarol que sólo consiguieron entrar al Maracaná a final del primer tiempo, en autobuses escoltados por la policía, luego de los incidentes violentos que una parte de los aficionados uruguayos protagonizó en la tarde en una turística playa de Río de Janeiro.

Descargue aquí completamente gratis la aplicación de Gol Caracol Resultados

El Flamengo regresó para el segundo tiempo sin cambios pero visiblemente más ansioso por abrir el marcador, lo que se reflejó en algunos errores y en el nerviosismo de sus jugadores.

La ansiedad hizo a Gabigol anticiparse en una jugada a los 10 minutos y anotar en posición irregular, con lo que el tanto fue correctamente anulado.

Impaciente con la falta de gol, el técnico Abel Braga cambió al volante Arao por un delantero, Vitinho, que aumentó el poder de fuego del Flamengo pero dejó al equipo vulnerable en la defensa.

Pero pocos minutos después los locales perdieron por expulsión a un jugador, precisamente al goleador Gabigol, por una fuerte falta sobre Rojo, lo que aumentó la impaciencia de los flamenguistas.

Cuando se esperaba que el Flamengo cediera al menos un empate en casa, Lucas Viatri, que entró en el segundo tiempo, abrió el marcado con un cabezazo tras recibir un cruce de Lucas Hernández.