Julio 5, 2017

Jorge Wilstermann le ganó 1-0 al Atlético Mineiro en la ida de la Copa Libertadores

El equipo boliviano ganó por la mínima diferencia al Atlético Mineiro - AFP

En el encuentro disputado en el estadio Félix Capriles de Bolivia, el equipo local sacó ventaja fente a su rival brasileño, en los octavos de final de la competición internacional.

El joven delantero Gilbert Álvarez anotó el único tanto para el plantel aviador a los 41 minutos tras un rebote que le dejó servida una pelota que remató con una acrobática media tijera.

Fue un partido equilibrado, donde el 'Galo' no expuso a plenitud su habitual jerarquía, aunque presentó un esquema de doble muralla defensiva que dificultó el acceso al arco de su portero Víctor. No se jugó cerca de los arcos y pese a sus esfuerzos, los visitantes no pudieron alcanzar la igualdad.

El partido revancha de octavos entre ambos planteles se cumplirá en Belo Horizonte el 9 de agosto. El vencedor de esta llave se enfrentará en cuartos con el vencedor de la serie que integran River Plate de Argentina y Guaraní de Paraguay.

El local salió decidido a presionar a la visita, pero el 'Galo' gradualmente fue equilibrando el lance. Elías y Juan Cazares fueron ganando espacios a Fernando Saucedo y Cristian Machado para servir balones a los pies del afamado Robinho, quien a los 18 minutos anunció su peligrosidad en una incursión al área local con un disparo que salió desviado.

Los visitantes fueron aumentando la presión sobre los aviadores, tratando de encontrar algún resquicio que les diera alguna opción de anotar.

Pese a los esfuerzos de ambos planteles, las jugadas en los arcos fueron escasas. Los equipos se esforzaban en la marcación, pero generaban poco fútbol ofensivo. 

Rudy Cardozo y el debutante Serginho no lograban conectar, y el joven delantero Gilbert Álvarez tampoco logró encontrar muchas oportunidades ofensivas. Después de un interesante arranque, Robinho se apagó.

Cuando expiraba la primera parte del lance, Wilstermann generó una incisiva jugada en los pies de Cardozo, quien puso un balón a espaldas de una distraída defensa brasileña. Marcelo Bergese disparó cruzado provocando el rechazo parcial de Gabriel, cuyo rebote dejó servida la pelota a Álvarez, quien con una media tijera abrió el marcador (41 minutos).

Al inicio de la segunda etapa se registró una confusa jugada en el área brasileña, que los locales reclamaron como penal, pues entendían que un zaguero del 'Galo' había tocado el balón con la mano, aunque el árbitro no convalidó la supuesta infracción.

Roger Machado retornó con el propósito de empatar el lance e intentó darle mayor fuerza ofensiva al plantel albinegro con dos cambios: Valdivia en reemplazo de Robinho y Rómulo Otero por Elías. La decisión pareció acertada pues la visita empezó a generar jugadas de peligro sobre la valla del portero chileno Raúl Olivares.

Por su parte, el estratega peruano Roberto Mosquera trató de cerrar el partido muy temprano, disponiendo la salida del volante ofensivo Serginho, y el ingreso de Jorge Ortiz para poblar el medio campo, dejando extremadamente solitario a Álvarez.

Wilstermann perdió pronto su fuerza ofensiva. Cedió el medio terreno, por lo que acudió al contragolpe para hacer daño. A los 66 minutos, con un tiro desde fuera del área, Cristhian Machado desperdició una magnífica oportunidad para elevar el tanteador. En el equipo aviador debutaron el delantero boliviano Ricardo Pedriel y el brasileño Carlinhos, aunque con escaso aporte.

En el último cuarto de hora del partido, el técnico Machado jugó su última carta disponiendo el ingreso de Rafael Moura, un incisivo delantero de área que en sus primeras intervenciones estrelló la pelota en el palo del arco de Olivares.