Julio 6, 2017

Gran victoria 0-1 de Botafogo en condición de visitante contra Nacional, en Libertadores

El equipo brasileño ganó en su visita a Uruguay

El equipo brasileño ganó en su visita a Uruguay - AFP

El elenco brasileño logró el triunfo por la mínima diferencia en Montevideo este jueves, en la ida de los octavos de final de la competición continental, un excelente resultado para el equipo carioca de cara a la revancha en Rio.

Nacional inició el partido con un buen control de pelota y la baja del punta Rodrigo Aguirre, de gran actuación goleadora en el equipo de Martín Lasarte pero afectado por un esguince de rodilla, no se notaba en los primeros minutos.

Pero la ausencia del goleador terminó siendo un factor importante con el transcurso de un juego en el que el 'tricolor' no consiguió definir.

La cancha se presentaba muy mojada debido a una jornada de intensa e incesante lluvia, y la pelota circulaba rápido, tanto que Nacional a los 3 minutos casi abre el marcador con una pelota cruzada desde la derecha que atravesó rasante toda el área del Botafogo sin alcanzar los pies de los locales.

Se salvaba el 'Fogao' y el susto parecía hacerlo despertar de su breve letargo y preocuparse por mantener más la pelota ante un Nacional decidido a hacer valer su localía.

La visita tuvo su primera llegada al arco 'tricolor' a raíz de una falta cometida por el capitán Diego Polenta, pero el centro no tuvo consecuencias.

Nacional le devolvió la gentileza en un desborde de Tabaré Viudez que terminó en una falta de Joao Paulo para un disparo franco del delantero de Nacional, quien sin embargo optó por un centro que no tuvo destino.

En el rebote, Nacional recuperó la pelota y Polenta levantó para el cabezazo de Hugo Silveira que se perdió por muy poco.

Era una noche de milagros para el 'Fogao' que dos minutos después, en una jugada calcada del centro de Viudez, logró tener la pelota en la línea sin que los dos jugadores con posibilidad de concretar alcanzaran el balón. Se salvaba increíblemente el equipo visitante.

A los 28 minutos el árbitro chileno Julio Bascuñán cometió un grave error al no sancionar una mano de un defensa brasileño en plena área, un clarísimo penal.

A los 37, de forma sorpresiva, un Botafogo que llegaba por segunda vez al área rival, abrió el marcador por intermedio de Joao Paulo, tras un centro desde la izquierda de Rodrigo Pimpao que generó un rebote para la definición del jugador brasileño.

El gol enfriaba los ánimos de un Nacional que tuvo muchas chances de anotar y era más en el terreno de juego. En desventaja, Silveira se perdió un gol solo delante del meta Roberto Fernández a los 42, que podría haber significado recuperar la tranquilidad antes del entretiempo.

En los segundos 45 Nacional trató de irse arriba pero fue impreciso en el comienzo. Botafogo, en cambio, se mostró más ofensivo, decidido a capitalizar el gol del primer tiempo.

Lasarte apostó a un juego más ofensivo y reemplazó al defensa de la selección Jorge Fucile por Kevin Ramírez, de clara vocación de ataque.

Pero las cosas no le salían a Nacional, que pisaba poco el área visitante en un Parque Central en el que la lluvia cesaba. El partido se le fue a los locales, y con ello la mejor posibilidad de obtener un resultado positivo en octavos de final.

La revancha se disputará el 10 de agosto en Rio de Janeiro y el vencedor chocará con el ganador de la serie de octavos entre el argentino Godoy Cruz y el brasileño Gremio.

Temas relacionados: