Blog:

Julio 2, 2018

La Selección Colombia, por el partido perfecto

Autor:

Foto: AFP

Foto: AFP

El seleccionado colombiano jugará este martes (1:00 p.m.) frente a Inglaterra, en los octavos de final del Mundial Rusia 2018. Y para superar al cuadro europeo, se deberá tener un funcionamiento que raye en la perfección.

La Selección Colombia ya pasó por tres tipos de partidos en este Mundial Rusia 2018. Se tuvo el malo, el de la 'desgracia' de una expulsión al minuto 3, el del día negro frente a Japón y se perdió.

Después se jugó bien, fue emocionante ver anotando a Falcao García en la máxima cita del balompié orbital y se goleó 3-0 a Polonia.

Y también se mostraron temple, ganas y alguito de fútbol para superar por la mínima diferencia a Senegal. Seis puntos, de nueve posibles y al otro lado.

Acá en Moscú, ya es habitual encontrar en el camino a uno y otro hincha. El típico futbolero que pregunta, argumenta, se ilusiona y sueña con eliminar este martes a Inglaterra, el rival de octavos de final de este Mundial.

Ilusionados estamos todos. Nosotros, desde otro rol, pero sin dejar ese amor de patria, también soñamos con ver a Colombia llegando hasta la disputa, incluso, de una final.

Sin embargo, hay que ir con calma; pasito a pasito; sin afanes, con prisa; pero con pausa.

Este martes, frente a Inglaterra, es osado pensar en que será un partido fácil. No, nada de eso. Para conseguir la victoria hay que jugar al filo de la navaja, concentrados del minuto uno y hasta el 90 y siendo inteligentes al máximo.

Así, no hay que ir al choque, se debe esconder el balón, no caer en repetitivos pelotazos, es indispensable jugar con paciencia, cumplir con el libreto que estipule José Pékerman y no 'dar papaya'.

Los japoneses, polacos y senegaleses pecaron por su propia incapacidad en ofensiva; pero a los ingleses no se les pueden dar espacios de tres cuartos de cancha para adelante porque cuentan con un goleador de categoría como lo es Harry Kane y hombres de talento como Alli o Sterling, por solo mencionar a dos de las fichas de los europeos.

No nos digamos mentiras, pero en los tres partidos una de nuestras figuras, vestido de salvador fue David Ospina. Y si nos llegan, es porque se dejan espacios en defensa, se pierde el balón en zonas de seguridad y alto riesgo y si los tres rivales anteriores no cobraron por ventanilla, fue porque el guardameta antioqueño pasa por un muy buen momento.

Ya en ofensiva, Colombia va a depender mucho de las sociedades que puedan generar Juan Fernando Quintero, Juan Guillermo Cuadrado y Falcao García.

¿Y James Rodríguez? hay que esperar hasta último momento cómo avance su recuperación de la dolencia muscular en su pierna derecha.

En el estadio del Spartak de Moscú será una final. La primera, en el camino de los sueños colombianos. Y para ganar esa final, la Selección debe jugar un partido perfecto, sin parpadeos y con la misma actitud, personalidad y carácter que hoy los tiene con posibilidades de escribir una página dorada en la historia del fútbol colombiano.