Julio 10, 2018

Las estrellas de la Selección Inglaterra, de una niñez austera a tener comodidades y lujos

Foto: AFP

Varios de los integrantes del equipo británico se destacan por tener grandes mansiones y lujos, una situación totalmente contraria a las condiciones en las que tuvieron que crecer.

Este miércoles Inglaterra chocará con Croacia en la segunda semifinal de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018, con la consigna de instalarse en la gran final, en donde ya está clasificada la Selección de Francia.

Por ello, el diario ‘The Sun’ publicó un extenso artículo en donde dio a conocer las condiciones en las que crecieron varias de sus estrellas, haciendo un comparativo con el actual momento que viven, revelando detalles de sus gustos y lujos, que ahora se pueden dar.

Haga acá su pronóstico de las fases finales del Mundial Rusia 2018

Dele Alli: del jugador del Tottenham de apenas 22 años, destacan que vivió hasta los 13 años con su madre, Denise Alli, su hermano y dos hermanas, todos hijos de padres diferentes. Cuando apenas comenzaba a vivir su adolescencia, su progenitora decidió darlo en una ‘adopción no oficial’ para que estuviera lejos de las pandillas que rodeaban su vivienda. Ahora el mediocampista vive en una mansión de dos millones de libras esterlinas en el exclusivo sector de Hertfordshire, que nada tiene que ver con el humilde edificio en donde creció, que no pasaba de las 110 mil libras.

Jordan Pickford: el actual cancerbero también tuvo que vivir en un lugar muy modesto- parecido al caso de Dele Alli-, tanto, que le encontraron en su cuenta de Twitter mensajes del 2012 en donde se quejó por no tener ‘Sky TV’ para poder ver sus programas favoritos. Ahora el jugador del Everton cuenta con una residencia que está cerca al millón y medio de libras esterlinas y que goza en sus inmediaciones de bares, restaurantes y peluquerías muy lujosas.

John Stones: el defensor, quien milita en el Manchester City actualmente, creció en Yorkshire, un pequeño y modesto pueblo en donde podía disfrutar de la naturaleza. Por ello, años después el jugador que tiene una propiedad avaluada en 3.5 millones de libras, se preocupó por tener lago propio y una zona verde extensa, que le permiten seguir disfrutando de los paisajes, que además hacen juego con uno que otro lujo.

Le puede interesar: ¡Tú tranquilo! El arquero Hugo Lloris voló y salvó a los suyos en el Francia vs. Bélgica

Marcus Rashford: el atacante de apenas 20 años y quien juega en el Manchester United, creció en una casa sencilla, sin garaje y con apenas un pequeño jardín en donde podía ‘jugar’. Desde sus siete años integró las divisiones inferiores de los ‘red devils’, pero su vida cambió cuando llegó al primer equipo, en 2015. Ahora cuenta con una mansión avaluada en 2 millones de dólares, en donde sobresale un gran garaje para su colección de autos.

Raheem Sterling: el atacante, quien nació en Jamaica, tuvo que crecer sin su padre, puesto que cuando tenía dos años, su progenitor fue asesinado, por ello, tres años después comenzó una nueva vida con su madre, con quien se fue a vivir a Inglaterra, muy cerca del estadio de Wembley. También tuvo la fortuna de no caer en problemas de pandillas, drogas y demás y ahora cuenta con una propiedad de 3 millones de libras, que le permite disfrutar de un entorno lleno de naturaleza. Ya al interior de su vivienda, el diseño moderno y detalles en oro, hacen del espacio algo único.

Kyle Walker: el defensa del Manchester City de 28 años es uno de los casos típicos de futbolistas que aprendieron a jugar en la calle y con niños más grandes que él. Vive con su novia y sus tres hijos, en una casa sobria, pero con lujos que la hacen confortable, como una bella piscina al interior de la vivienda.