Diciembre 4, 2017

De la mano de Reinaldo Rueda, Flamengo quiere volver a las épocas más gloriosas

El elenco brasileño quiere retomar la senda de los títulos y comandados por el técnico colombiano están a 180 minutos de la obtención de la Copa Suramericana contra Independiente. Además, ya clasificó a la Copa Libertadores del 2018.

Flamengo se juega esta semana su título de redención: después de un año lleno de adversidades, entre ellas la suspensión de su estrella Paolo Guerrero por dopaje, el 'mengao' viaja a Argentina para pelear con uñas la Copa Suramericana contra Independiente.

El equipo del técnico colombiano Reinaldo Rueda llega fortalecido por la remontada 1-2 frente al Vitoria este domingo, en el cierre del Brasileirao, un resultado que en el último minuto del juego le aseguró la clasificación a la Libertadores-2018.

Lea también: “El Real Madrid no nos ha llamado por Icardi”: director deportivo del Inter

"El 'Fla' quiere competir a nivel internacional. Es muy importante para la hinchada que quiere ver ese 'Fla' grande. Todos merecen lo mejor y estamos trabajando para eso", afirmó Rueda tras la victoria.

Empezó el año conquistando la Copa Carioca al vencer a su archirrival Fluminense e hizo un notable debut en la Copa Libertadores, a la que volvía luego de dos años de ausencia, doblegando 4-0 al argentino San Lorenzo en un Maracaná a reventar.

Con la presencia del atacante peruano Paolo Guerrero y del centrocampista Diego, el 'rubro-negro' parecía decidido a revivir su época de gloria, cuando de la mano de Zico y Junior, entre otros, el club no paró de dar alegrías a su hinchada, llevándolos al delirio al conquistar la Copa Intercontinental de Clubes en 1981.

- Amargura en la Libertadores –

Líder de su grupo, el 'Fla' dejó a todo mundo boquiabierto al perder el último partido de la fase de grupos, 2-1 en la vuelta contra el San Lorenzo, quedando por fuera del torneo continental.

El Brasileirao, que Flamengo no conquista desde 2009, comenzaba entonces como una oportunidad para curar la resaca.

Guiados por Zé Ricardo, y con el fichaje del argentino Darío Conca, los cariocas una vez más generaron expectativas, pero el mismísimo primer juego del campeonato cerró con un empate. El club no se recuperó y fue distanciándose del liderato.

Vea también: Miguel Calero cumple 5 años de fallecido, aquí recordamos su carrera deportiva 

Flamengo, que comenzó el año con los números en orden y promesas de gloria, cerró el primer semestre con cifras en rojo sin alcanzar los resultados esperados.

La segunda mitad de 2017 empezaría aún peor. Conca pasó la mayor parte del tiempo fuera del gramado, disputando menos de dos horas en toda la temporada. Su contratación se volvió controversial al ser divulgado un concepto médico del club que recomendaba no ficharlo.

Pero el argentino, que recuperándose de una lesión no pudo revivir su pasado de gloria, no fue la única decepción que la hinchada sufrió este año. Zé Ricardo, que elevó los ánimos en la Gávea al impulsar al equipo tras tomar las riendas en 2016, fue despedido en agosto por una directiva insatisfecha y sustituido casi de inmediato por Rueda.

- Una vez Flamengo –

En medio de la crisis, el 'mengao' consiguió concretar su pase a los octavos de una Sudamericana, que tras las derrotas comenzaba a ganar importancia en la moral del equipo.

En el plano nacional no todo estaba perdido. El 'rubro-negro' se coló en la final de una Copa Brasil, inalcanzable desde 2013, pero cayó frente a Gremio en la definición por tiros penales teniendo que conformarse con el segundo lugar del torneo.

El portero Álex Muralha, que reemplazaba a un Thiago lesionado, recibió duras críticas por su desempeño en el partido. 

Junto a otras fallas graves en la temporada, la hinchada descargó sus frustraciones con Muralha, que al igual que la 'nacao urubu', aún no tocaba fondo.

Lea también: "No veo a Neymar yéndose a jugar al Real Madrid", dijo Luis Suárez

En la recta final del Brasileirao, luchando por meterse entre los cuatro mejores colocados y tras eliminar a Fluminense para meterse en las semifinales de la Sudamericana, las malas noticias pondrían al club en la primera plana internacional.

El peruano Guerrero, la estrella del 'mengao', arrojó un positivo en un control antidopaje durante un partido de su selección por la clasificatoria sudamericana al Mundial Rusia-2018, siendo suspendido 30 días por la FIFA mientras dura la investigación.

Pero Flamengo mostró que 'el manto sagrado' pesa y aún sin el artillero, remontó la semifinal contra el colombiano Junior de Barranquilla, un duelo que le costó además la salida de Diego Alves, que con una fractura de clavícula se convirtió en el segundo portero lesionado de la temporada.

Muralha lo reemplazó, pero perdió la titularidad al sumar otros tres errores, uno apenas entrar en campo y otros dos en la penúltima fecha del Brasileirao.

Tras lograr el pase inmediato a la Libertadores, el 'rubro-negro', que disputará la vuelta de la Suramericana en el Maracaná, tendrá en esta final la oportunidad de reconciliarse con su 'nacao urubu' que a pesar de las derrotas sigue coreando "una vez Flamengo, siempre Flamengo".

Lea también: Heynckes confirmó titularidad de James para juego frente al PSG por Champions