Julio 27, 2017

‘El poderoso’ le dice chao a la Copa Suramericana: Medellín 2-3 Racing

AFP

El DIM comenzó ganando con doblete de Leonardo Castro, pero los argentinos, que ganaron 3-1 en Avellaneda, remontaron a través de Diego González, Maximiliano Cuadra y Brian Mansilla, avanzando así a octavos.

Racing, que avanzó con un marcador global de 6-3, ahora chocará en los octavos de final con el brasileño Corinthians, que el miércoles eliminó en su serie de segunda fase a Patriotas.

Obligado a buscar el partido, el ‘Poderoso de la montaña’ pareció revivir cuando menos energía positiva tenía a su favor. El flojo rendimiento mostrado en el rentado local y el resultado adverso en Buenos Aires posicionaban a los argentinos como grandes favoritos.

Sin olvidar que los locales no pudieron inscribir a varios jugadores para esta instancia por reglamentación de la Conmebol, entre ellos su figura Juan Fernando Quintero. Aunque los argentinos venían sin su plantel completo y con poco ritmo de competencia, pues el rentado nacional inicia hasta mediados de agosto.

Sostener una diferencia de dos goles parecía cuestión de trámite, sumado a la superioridad mostrada en el estadio Presidente Perón. Así pareció entenderlo Cocca, que apostó por una línea de tres centrales acompañados de dos carrileros. La idea, sobre el papel, garantizaba un equipo equilibrado y de difícil acceso, pero las bandas fueron su perdición.

Ni bien se habían ubicado en la cancha cuando, en el minuto 4, un milimétrico pase al vacío de Mauricio Molina puso a correr a Edinson Toloza, quien metió la pelota al corazón del área para que Castro devolviera la ilusión a la capital de Antioquia.

Vea también: "Les puedo asegurar que Ibargüen va a jugar con nosotros": Presidente de Racing

El goleador, que no anotaba desde agosto pasado, días antes de que lo aquejara una lesión en la rodilla derecha, devolvía cuerpo y alma a los de Juan José Peláez. Como si no fuera suficiente, veinte minutos después le pondría el moño a una tocata local, que concluyó con un centro por izquierda de Yulián Gómez para un fusilamiento de Castro dentro del área chica.

Apoyado en sus mediocampistas, la vertiginosidad y el empuje parecía sentenciar la remontada del Medellín, que incluso pudo ampliar la cuenta en una bonita jugada de doble taco entre Castro y Molina que este último dilapidó con un tiro desviado desde fuera del área.

Pero en la única aproximación del primer tiempo, cuando ya se había cumplido el tiempo reglamentario, los de Cocca silenciaron el Atanasio Girardot. Matías Zaracho centró por izquierda y Diego González cabeceó a un rincón del arco de David González.

- Con tres menos -

Aunque el Medellín se fue con un golpe en la mandíbula al entretiempo, que pudo convertir en nueva resurrección si Didier Moreno no hubiera pifiado un remate frente al arco en el minuto 55, el nocaut vendría en el primer cuarto de la parte complementaria.

Zaracho desbordó por derecha y justo antes de que el balón cruzara la línea, aprovechó que el zaguero Juan Camilo Saíz -posteriormente expulsado por doble amarilla- apoyó su mano en el pasto, le pateó el esférico al brazo y el central paraguayo Ulises Mereles pitó penal. Pablo Cuadra, a los 61, pateó y enterró la ilusión local.

El planteamiento de Cocca daba frutos y ahora sí era cuestión de trámite. Pero un trámite que le significó esfuerzo a sus once futbolistas hasta el minuto 68, cuando Toloza vio la roja directa por agresión sin balón a Leandro Grimi. Numérica y anímicamente el Medellín se vino abajo.

Racing se dedicó a pasear el balón y en un contragolpe a dos minutos del final, Brian Mansilla terminó de enterrar al Medellín, que pecó por no haber concretado las opciones que tuvo en un primer tiempo avasallante y que finalizó con ocho jugadores tras la expulsión por roja directa de Jonathan Lopera (90’+2’) por una fuerte falta contra González.

Ficha técnica: