Agosto 9, 2018

Vasco da Gama, con Oswaldo Henríquez, cayó eliminado en la Suramericana

Henríquez, en la fila de arriba, el cuarto de izquierda a derecha. Foto: AFP

El zaguero colombiano fue titular en el elenco brasileño, pero al minuto 31 tuvo que abandonar la cancha por una lesión.

Vasco da Gama derrotó 1-0 a Liga de Quito en Rio de Janeiro, resultado que dejó con vida a los ecuatorianos, gracias a la victoria del juego de ida por 3-1, en la fase dos del torneo internacional.

Liga de Quito enfrentó un juego tenso, en el que los brasileños no dejaron de presionar en busca de la remontada en el estadio Sao Januario, en Rio de Janeiro.

Y, aunque les costó, y solo al minuto 85 Thiago Galhardo logró estrenar el marcador en una buena combinación de Pikachu y Ríos, el sueño no acabó dándose para el once carioca.

Vea también: Thibaut Courtois: "Cumplo un sueño al llegar a Real Madrid, el mejor club del mundo"

En un final trepidante, los de Jorginho buscaron desesperadamente el segundo gol, que les daba el pase a octavos, pero les faltó definición y tiempo.

Sin dejarse intimidar por un Sao Januario repleto, con unos 19.000 espectadores, Liga de Quito, dirigida por el uruguayo Pablo Repetto, logró aprovechar así la ventaja cosechada en la altura de Quito el pasado 25 de julio.

Pablo Repetto ya había dicho que no especularía con el resultado de la ida, y con aplomo los albos fueron aguantando los embates de los cariocas, sin angustiarse de más por no lograr el gol que les hubiera permitido respirar más tranquilos.

- Victoria amarga -

El Vasco, de hecho, estaba decidido a hacer justicia a su apodo de "equipo de la remontada" y entró en el campo presionando una y otra vez, aupado por su incondicional hinchada.

El elenco carioca sabía que necesitaba al menos dos goles, pero falló a la hora de la definición.

Pikachu, su principal referencia esta noche, estuvo cerca de marcar en el minuto 18, pero el arquero argentino Adrián Gabbarini se lo impidió.

Descargue aquí completamente gratis la aplicación de Gol Caracol Resultados

No faltaron ocasiones para los brasileños, pero el marcador 0-0 del descanso beneficiaba sin duda a los visitantes.

Sin perder la garra ni la intensidad, a pesar de la sentida ausencia del recién fichado argentino Maxi López por problemas con sus papeles a su llegada de Italia, solo pasaron cuatro minutos del segundo tiempo cuando llegó la primera gran ocasión perdida de Andrey.

Y, conforme pasaban los minutos, iba aumentando la angustia de los vascaínos.

Hasta que apareció Thiago Galhardo para despertar la euforia y la ilusión con su tanto, fruto de una linda jugada combinada.

"Fue una victoria amarga... Tuvimos varias oportunidades y la hinchada animó mucho. Ahora nos tenemos que recuperar en el Brasileirao para estar en la parte de encima y poder tener un boleto para la Libertadores", dijo el goleador, recordando que su equipo está en la 13ª posición de la Liga local y viene de perder 2-1 el domingo en un partido muy ajustado contra el líder, el Sao Paulo.

Con las emociones a flor de piel y una afición que no dejaba de creer en la posibilidad de dar la vuelta al marcador global, la lucha hasta el final no fue suficiente esta noche para el Vasco.

Ahora, el 'Rey de Copas ecuatoriano', campeón de la Libertadores-2008 y de la Sudamericana-2009, se verá las caras con el Deportivo Cali, que dejó en el camino al Bolívar de La Paz.